Información

¿Qué son estas estrellas en mi imagen microscópica?

¿Qué son estas estrellas en mi imagen microscópica?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Veo estos patrones muy curiosos en el lado que mira al sol de un jazmín (probablemente) hoja - visible con un microscopio improvisado (aproximadamente 50x)

¿Qué son ellos? Poros? ¿Hay otras plantas con texturas similares?

El microscopio está hecho de una cámara web, como se describe aquí.


A pesar de la baja resolución, diría que son tricomas. Jasminum Es un género que produce aceites esenciales, por lo que tiene pelos glandulares y otros tricomas que ayudan a retener la capa de aceite.

Fuente: http://cms.herbalgram.org/herbalgram/issue53/article2207.html?ts=1376643526&signature=b4349f7f3ca6f6a47823f4754237eaac

La imagen que se muestra arriba muestra tricomas glandulares y no glandulares en lavanda mostrados por microscopía electrónica de barrido. Me temo que no pude encontrar nada sobre Jasminum en particular, pero creo que debe ser el mismo tipo de estructura.


  • La ampliación es la capacidad de hacer que los objetos pequeños parezcan más grandes, como hacer visible un organismo microscópico.
  • La resolución es la capacidad de distinguir dos objetos entre sí.
  • La microscopía óptica tiene límites tanto para su resolución como para su aumento.
  • discos aireados: En óptica, el disco Airy (o disco Airy) y el patrón Airy son descripciones del punto de luz mejor enfocado que puede hacer una lente perfecta con una apertura circular, limitada por la difracción de la luz.
  • difracción: la ruptura de una onda electromagnética cuando pasa por una estructura geométrica (por ejemplo, una rendija), seguida de la reconstrucción de la onda por interferencia

La ampliación es el proceso de agrandar algo solo en apariencia, no en tamaño físico. Esta ampliación se cuantifica mediante un número calculado también llamado & ldquomagnificación. & rdquo El término aumento se confunde a menudo con el término & ldquoresolution & rdquo, que describe la capacidad de un sistema de imágenes para mostrar detalles en el objeto que se está imaginando. Si bien un gran aumento sin alta resolución puede hacer visibles microbios muy pequeños, no permitirá que el observador distingaEntre microbios o partes subcelulares de un microbio. En realidad, por lo tanto, los microbiólogos dependen más de la resolución, ya que quieren poder determinar diferencias entre microbios o partes de microbios. Sin embargo, para poder distinguir entre dos objetos bajo un microscopio, el espectador debe primero ampliar hasta un punto en el que la resolución se vuelva relevante.

La resolución depende de la distancia entre dos puntos radiantes distinguibles. Un sistema de formación de imágenes microscópicas puede tener muchos componentes individuales, que incluyen una lente y componentes de grabación y visualización. Cada uno de estos contribuye a la resolución óptica del sistema, al igual que el entorno en el que se realizan las imágenes. Los sistemas ópticos reales son complejos y las dificultades prácticas a menudo aumentan la distancia entre fuentes puntuales distinguibles.

Con aumentos muy altos con luz transmitida, los objetos puntuales se ven como discos borrosos rodeados de anillos de difracción. Estos se denominan discos Airy. El poder de resolución de un microscopio se toma como la capacidad de distinguir entre dos discos de Airy estrechamente espaciados (o, en otras palabras, la capacidad del microscopio para revelar claramente detalles estructurales adyacentes). Es este efecto de difracción lo que limita la capacidad de un microscopio para resolver detalles finos. El alcance y la magnitud de los patrones de difracción se ven afectados por la longitud de onda de la luz (& lambda), los materiales refractivos utilizados para fabricar la lente del objetivo y la apertura numérica (NA) de la lente del objetivo. Por tanto, existe un límite finito más allá del cual es imposible resolver puntos separados en el campo objetivo. Esto se conoce como límite de difracción.


Hay más virus en la Tierra que estrellas en el Universo

Con el coronavirus SARS-CoV-2 en la mente de todos en estos días, los científicos están trabajando para comprender sus características. Tung Phan de la Universidad de Pittburgh, por ejemplo, encontró muchas mutaciones en el genoma del virus, lo que subraya su diversidad genética y la rápida evolución de la que es capaz este patógeno.

Sin embargo, esto plantea preguntas más importantes & # 8212 como qué hace que los virus sean tan adaptables, y ¿están realmente & # 8220 vivos? & # 8221

Primero, su número total es asombroso. Se estima que hay 10 virus por cada bacteria en la Tierra. Curtis Suttle de la Universidad de Columbia Británica en Vancouver comparó la cantidad de virus en los océanos solo con la cantidad de estrellas en el Universo, que se estima en 10 23. Los virus superan en número a las estrellas por un factor de 10 millones. Si los alineara a todos, ¡esa línea tendría 10 millones de años luz de largo! Para ponerlo en una escala más concebible, se ha estimado que cada día, más de 700 millones de virus, principalmente de origen marino, se depositan desde la atmósfera de la Tierra en cada metro cuadrado de la superficie de nuestro planeta.

La diversidad de virus es igualmente impresionante. Algunos usan el ADN para transmitir información genética, algunos usan ARN y algunos usan ambos durante su ciclo de vida. El portador de información puede ser monocatenario, bicatenario o bicatenario, siendo algunas regiones monocatenarias. Los virus son como un laboratorio natural que aparentemente juega con permutaciones y combinaciones genéticas. Si bien la mayoría de los virus son tan pequeños que solo pueden observarse directamente con un microscopio electrónico, otros, como los Mimivirus gigantes, alcanzan el tamaño de una bacteria. Cuando trabajaba en mi laboratorio con virus que matan bacterias & # 8212 llamados bacteriófagos & # 8212, no contamos los virus reales, sino la cantidad de bacterias que matan.

Los virus también tienen beneficios. La mayor parte de la información genética de la Tierra probablemente reside en ellos, y los virus son importantes para transferir genes entre diferentes especies, aumentar la diversidad genética y, en última instancia, mejorar la evolución y la adaptación de varios organismos a los nuevos desafíos ambientales. Cuando la vida apareció por primera vez en la Tierra, es posible que hayan sido fundamentales para la evolución de las primeras células. Me imagino una especie de estanque darwiniano temprano en el que los virus y las primeras células intercambiaban genes entre sí, casi sin impedimentos, para producir nuevas adaptaciones críticas, mejorando la supervivencia de ambos en las desafiantes condiciones de la Tierra primitiva.

Depende de dónde tracemos la frontera entre la no vida y la vida, que probablemente sea un continuo hacia una complejidad creciente. ¿La vida requiere células? Personalmente, creo que & # 8217s un poco & # 8212 ¿cómo debería decirlo? & # 8211centrado en la célula en lugar de centrado en la Tierra. En mi opinión, los virus deben contarse como vivos. Debemos reconocerlos como un cuarto dominio de la vida y no descartarlos, aunque solo sea porque de hecho se reproducen fuera de sus propios & # 8220cuerpos & # 8221. Se considera que las bacterias parásitas que causan la clamidia están vivas. Una hipótesis sobre el origen de los virus dice que ellos, o al menos algunos de ellos, podrían haber evolucionado a partir de bacterias que perdieron genes que no eran necesarios para el parasitismo. Si es así, ¿podríamos decir que & # 8220 evolucionaron & # 8221 de vivir a no vivir?

Otra cosa que encuentro intrigante: los virus de ARN más comunes, como el coronavirus detrás de la pandemia actual, tienen generalmente tamaños de genoma más pequeños que los virus de ADN, aparentemente debido a una mayor tasa de error al replicarse. Demasiados errores tienen el efecto de que la selección natural los desfavorece. También limita el tamaño máximo de estos virus.

Esto parece respaldar la hipótesis de que la vida se originó en un mundo de ARN y que, para una vida muy primitiva, el ARN funcionó perfectamente bien para transmitir información genética. A medida que los organismos crecían en tamaño, necesitaban genomas más grandes y necesitaban transferir más información. En ese momento, el ADN superó al ARN como un tipo de código informativo. Pero el ARN sobrevive como una parte esencial de la biología terrestre, como estamos viendo con el coronavirus SARS-CoV-2.

Acerca de Dirk Schulze-Makuch

Dirk Schulze-Makuch es profesor en la Universidad Técnica de Berlín, Alemania, y profesor adjunto en la Universidad Estatal de Arizona y la Universidad Estatal de Washington. Ha publicado ocho libros y cerca de 200 artículos científicos relacionados con la astrobiología y la habitabilidad planetaria. Sus últimos libros son El zoológico cósmico: vida compleja en muchos mundos y la 3a edición de La vida en el universo: expectativas y limitaciones.


Imágenes de microscopio a diferentes aumentos

¿Necesita algunos ejemplos de imágenes con diferentes aumentos bajo un microscopio?

Las diferentes imágenes a continuación se tomaron con dos tipos diferentes de microscopios. Las imágenes de madera de Paulownia, cabello y sangre de rana se capturaron con un microscopio compuesto de alta potencia utilizando un adaptador de cámara Nikon. El microscopio compuesto generalmente tiene tres o cuatro aumentos: 40x, 100x, 400x y, a veces, 1000x.

  • Con un aumento de 40x, podrá ver 5 mm.
  • Con un aumento de 100x, podrá ver 2 mm.
  • Con un aumento de 400x, podrá ver 0,45 mm o 450 micrones.
  • Con un aumento de 1000x, podrá ver 0,180 mm o 180 micrones.

Las imágenes tomadas del girasol con la pupa de la polilla fueron tomadas con un microscopio estereoscópico o de baja potencia. Un microscopio estereoscópico es un buen instrumento para ver insectos, monedas, hojas o cualquier cosa que pueda sostener en la palma de su mano, pero necesita ver más detalles sobre el artículo. Las imágenes de la polilla se tomaron usando una cámara OIympus usando un adaptador de cámara SLR digital.

Madera de Paulownia bajo un microscopio compuesto

Madera de Paulownia c.s. (sección transversal)
bajo un microscopio compuesto

Madera de Paulownia c.s.
bajo un microscopio compuesto

Madera de Paulownia c.s.
bajo un microscopio compuesto

Madera de Paulownia c.s.
bajo un microscopio compuesto

Estas imágenes son cortesía de Robert Lavigne. Paulownia son árboles de hoja caduca nativos de gran parte de China. El árbol Paulownia fortunei es un árbol de rápido crecimiento que a menudo se cultiva comercialmente para la producción de madera de frondosas. Puede encontrar más información sobre Paulownia Wood aquí.

Cabello humano bajo un microscopio compuesto

Cabello humano bajo un microscopio compuesto

Cabello humano bajo un microscopio compuesto

Cabello humano bajo un microscopio compuesto

Sangre de rana bajo un microscopio compuesto

Sangre de rana bajo un microscopio compuesto
(Microscopio biológico modelo MT5000)

Sangre de rana bajo un microscopio compuesto
(Microscopio biológico modelo MT5000)


Godfrey Hounsfield y Allan Cormack desarrollan el escáner de tomografía axial computarizada (CAT). Con la ayuda de una computadora, el dispositivo combina muchas imágenes de rayos X para generar vistas transversales, así como imágenes tridimensionales de órganos y estructuras internas.

John Venables y CJ Harland observan patrones de retrodispersión de electrones (EBSP) en el microscopio electrónico de barrido. EBSP proporciona información microestructural cuantitativa sobre la naturaleza cristalográfica de metales, minerales, semiconductores y cerámicas.


Imágenes engañosas en biología celular

Una imagen típica, creada a partir de varias imágenes microscópicas. Crédito: TU Wien

La luz no se puede utilizar para obtener imágenes de estructuras inferiores a la mitad de su longitud de onda; durante mucho tiempo, se consideró que este era el límite máximo de resolución en microscopía óptica. Sin embargo, el desarrollo de la microscopía de superresolución mostró que existen ciertas lagunas en esta regla. Al obtener imágenes de moléculas individuales en diferentes puntos en el tiempo, sus posiciones exactas pueden eventualmente combinarse en una imagen clara. En 2014, se otorgó el Premio Nobel de Química por esta idea. Desde entonces, las técnicas de microscopía de superresolución, como STORM y PALM, se han convertido en métodos populares para estudiar la organización de las proteínas en la membrana celular.

Sorprendentemente, muchos grupos de investigación encontraron que prácticamente todas las proteínas estudiadas forman grupos en la membrana celular. Durante su trabajo en estos grupos de proteínas, los investigadores de TU Wien hicieron un descubrimiento inesperado. A menudo, los supuestos grupos son, de hecho, moléculas parpadeantes únicas, que se cuentan varias veces. Un nuevo método, que ahora el equipo ha presentado en la revista Métodos de la naturaleza, puede distinguir grupos reales de tales artefactos.

Imágenes modernas para biología celular

"Para muchos problemas importantes en medicina y biología, es crucial comprender la estructura de la membrana celular", dice Florian Baumgart del equipo de investigación en biofísica dirigido por el profesor Gerhard Schütz en TU Wien. "La microscopía de superresolución es una herramienta ideal para estudiar la disposición espacial de las proteínas en la membrana celular. Nuestra investigación se centra en las células T, que pueden reconocer antígenos y, por lo tanto, desempeñan un papel importante en nuestro sistema inmunológico".

Para aplicar microscopía de superresolución a muestras biológicas, las proteínas se marcan con moléculas fluorescentes (los denominados fluoróforos). En la microscopía de fluorescencia clásica, un solo fluoróforo no es visible como un punto claro, sino como un círculo descolorido. En consecuencia, si todas estas moléculas se iluminan simultáneamente, sus imágenes se superponen y se pierde la información sobre su disposición espacial exacta. Utilizando trucos químicos o protocolos de iluminación especiales, se puede hacer que los fluoróforos se iluminen en diferentes momentos. Se toma una serie de fotografías, en cada una de las cuales solo se ven unos pocos fluoróforos bien separados. Posteriormente, un programa informático determina la posición exacta de las moléculas en cada imagen. Esto finalmente permite reconstruir una imagen de alta resolución a partir de todas las posiciones determinadas de una sola molécula.

Florian Baumgart en el laboratorio. Crédito: TU Wien

“En los últimos años, varios grupos de investigación han investigado cómo se distribuyen las proteínas en las membranas celulares. Una y otra vez encontraron que casi todas las proteínas forman grupos, en lugar de asumir posiciones aleatorias”, dice Florian Baumgart.

A primera vista, esto parece razonable. Es bien sabido que durante el reconocimiento de antígenos, las células T pueden crear grupos de proteínas estables que son lo suficientemente grandes para ser vistos incluso con microscopía de fluorescencia clásica. Se consideró que pequeños grupos de proteínas nanoscópicas eran precursores de estas estructuras más grandes, con gran importancia para la función de las células T.

Florian Baumgart también había estado buscando estos nanoclusters. Pero la microscopía de superresolución es un asunto complicado con muchas posibles fuentes de error. Los datos deben evaluarse cuidadosamente para obtener resultados fiables. A veces, las moléculas pueden iluminarse varias veces, lo que puede confundirse fácilmente con un grupo de moléculas.

"Pensamos en cómo podríamos distinguir grupos de moléculas que brillan alternativamente de una sola molécula que parpadea repetidamente", dice Florian Baumgart. La idea decisiva fue variar la concentración de los fluoróforos. "En las imágenes, los grupos y las moléculas que parpadean individuales pueden ser difíciles de distinguir, pero las propiedades estadísticas de la distribución son diferentes cuando aumentamos la concentración de fluoróforo". Si las moléculas marcadas forman grupos, cada vez se hacen más visibles las posiciones de las moléculas cuando se utilizan cantidades crecientes de marcadores fluorescentes. Pero entre los grupos, quedan espacios oscuros. Si, por el contrario, se trata de moléculas distribuidas aleatoriamente que se iluminan varias veces, un número creciente de moléculas fluorescentes eventualmente cubrirá toda la superficie, sin formar racimos en ninguna región específica.

"De esa manera descubrimos que las proteínas de membrana que nos interesan no forman grupos en absoluto; esta teoría debe descartarse", dice Florian Baumgart. "Sin embargo, hay ejemplos de proteínas que de hecho forman grupos. Podríamos mostrar que las imágenes de estas proteínas tienen propiedades estadísticas bastante diferentes".

Este método para distinguir grupos de moléculas parpadeantes se ha publicado ahora en la revista "Natures Methods". Se espera que ayude con la interpretación de los datos de superresolución y podría convertirse en una herramienta importante para ayudar en la comprensión de la organización estructural de la membrana plasmática.


Microscopios digitales portátiles

Varias de mis reseñas se centran en microscopios de mano (juego de palabras). Estos son dispositivos pequeños y portátiles que, como su nombre indica, se pueden sostener en la mano y mover fácilmente sobre una muestra.

Estos visores son perfectos para niños de primaria. Animan a los niños pequeños a explorar su mundo de una manera divertida e informativa.

Aquí están mis selecciones para los mejores del grupo.

1. LCD Koolertron a todo color de 4,3 pulgadas →

El visor USB digital LCD a todo color de 4,3 pulgadas Koolertron es un dispositivo digital de precio moderado con una iluminación, claridad y enfoque excelentes que le permite ver todo, desde monedas hasta cabello y milpiés.

Su diminuto tamaño lo hace perfecto para que lo use un niño, y se puede quitar cómodamente de la base y transportar para explorar cualquier lugar.

Incluso pueden estudiarlo por su cuenta, lo que también podría darles una sensación de logro. Sin embargo, deberá realizar un seguimiento de la batería, que solo se carga durante unas dos horas.

  • Este dispositivo es fácil de usar. Se puede configurar en minutos y es muy adecuado para los niños para las lecciones de ciencias básicas.
  • El Koolertron produce excelentes imágenes. Por su precio, puedes ver detalles sorprendentes en los especímenes.
  • La base está hecha de plástico endeble. Puede resultar complicado mantener el instrumento en posición vertical y evitar que los objetos se vean borrosos. Esto también podría ser un problema con manos pequeñas y curiosas.
  • Cuando lo encendió inicialmente, la visualización de la pantalla estaba asombrosamente en chino. No hay instrucciones en el manual de funcionamiento sobre cómo cambiar la pantalla a inglés y el CD de inicio está en chino.

Debido a esto, configurar el instrumento es una conjetura.

Golosinas que encontré:

  • Me gusta que simplemente puedas tomar una imagen y luego ponerla en una tarjeta. Esto permite una fácil transferencia tanto dentro como fuera de la escuela.
  • El microscopio tiene una pantalla LCD de tamaño considerable. Esto es útil si tiene problemas de visión. También es eficaz si lee con más facilidad cuando algo está en una escala mayor.

Recomiendo ver este video de Product Overviews para una demostración fácil de seguir del Koolertron de 4.3 pulgadas. Sin palabras sofisticadas, solo un tutorial claro. Si está interesado en un aumento potente, el presentador demuestra cómo un grabado del tamaño de una cabeza de alfiler en una moneda se vuelve completamente legible con este visor.

Mejor para: El Koolertron es ideal para los niños que se inician en el mundo de los microscopios. Es un dispositivo simple y directo que es divertido y fácil de aprender. También es un visor que se puede utilizar de forma segura e independiente.

2. USB 2.0 enchufable →

El modelo Plugable USB 2.0 es otro osciloscopio digital portátil de nivel de entrada que es realmente plug and play. A diferencia del Koolertron, tiene un difusor de luz útil que contrarresta el deslumbramiento. Esto es muy útil si está mirando objetos brillantes como monedas. Si desea usarlo en su soporte, está equipado con un cuello de cisne que le permite examinar objetos desde cualquier ángulo. Sin embargo, carece de la capacidad de analizar portaobjetos con cubreobjetos.

  • Plugable tiene un excelente servicio al cliente. A menudo responden dentro de una hora y permanecen con usted todo el tiempo que sea necesario para resolver su problema. Yo personalmente tuve un problema con el visor y el representante fue cortés y paciente. Se quedó conmigo durante 40 minutos hasta que se resolvió el problema.
  • Este modelo ofrece un gran valor por su precio. Con él, puede tener un alcance de calidad, incluso si tiene un presupuesto limitado. Funciona tan bien como algunos modelos más caros.
  • La cámara del dispositivo no tiene una función de zoom real. En su lugar, debe cambiar manualmente la distancia a la muestra y luego volver a enfocar. Este proceso puede volverse muy agravante si debe hacerlo durante un largo período de tiempo.
  • No alcanza el aumento de 250x que anuncia el fabricante. Como máximo, probablemente sea más como 50x.

Golosinas que encontré:

  • Función de lapso de tiempo. El lapso de tiempo agrega otra dimensión interesante a los estudios de muestras. Esta función ofrece opciones para la duración del lapso de tiempo y el número de disparos por minuto.
  • Botón táctil capacitivo. Un botón táctil capacitivo es aquel que captura imágenes con el más mínimo toque. Esto ayuda al Plugable a obtener imágenes sin borrosidad que, de otro modo, se verían empañadas por golpes o manos temblorosas al presionar un botón con fuerza.

Para darle una mejor idea de cómo una versión de alto precio no es necesariamente el mejor alcance, consulte esta revisión de Robert Cohen. Él enfrenta el Plugable de $ 39.95 contra un modelo de $ 80, y el Plugable es el sorprendente vencedor. A diferencia del Plugable, el otro está empantanado por todo, desde la mala resolución hasta la configuración prolongada y el retraso al cambiar el enfoque.

Mejor para: Este visor es ideal para aulas donde los niños pequeños pueden romperlo o volcarlo. Si se daña, no hay nada de qué preocuparse, porque es fácil y económico de reemplazar.

3. Celestron 5 MP Pro →

La durabilidad y simplicidad de este visor portátil lo hace ideal para hacer demostraciones de profesores en el aula. Es un dispositivo de bajo aumento que revelará a los niños las estructuras básicas de las muestras, en lugar de detallar en profundidad. Como tiene un USB, se puede conectar a una computadora para que toda la clase pueda disfrutar de las imágenes.

También es muy útil su capacidad para tomar una captura de pantalla, que puede ser explorada por toda la clase a la vez. Cuando está conectado a un monitor de computadora grande, todos los niños podrán ver la misma imagen y obtener una vista más amplia de la misma.

  • El Celestron tiene un buen rango de aumento. Puede identificar fácilmente todo, desde una araña grande hasta una pulga, o incluso más pequeña.
  • Este instrumento tiene una buena profundidad de enfoque. Da vida a un objeto y proporciona una vista detallada del primer plano y el fondo de un espécimen.
  • El software del Celestron 5MP ajusta automáticamente el brillo. No hay forma de anular o modificar esa función. En su lugar, debe usar su propia iluminación ambiental si el brillo automático no es el que desea.
  • La función de zoom es difícil de usar. Necesita hacer zoom y luego volver a centrar, lo que dificulta encontrar dónde estaba. Esto podría resultar frustrante si lo usa durante largos períodos de tiempo.

Golosinas que encontré:

  • El microscopio viene con un folleto de instrucciones que está escrito en siete u ocho idiomas para adaptarse a muchos usuarios diferentes. También está escrito de manera muy articulada. Esto es importante, porque no sabe cuántos folletos de productos he visto que solo estaban escritos en un idioma extranjero o eran apenas comprensibles.
  • Me encanta el soporte que viene con el visor. Es muy estable y funciona bien para uso con manos libres y para tomar fotografías.

Si desea ver una demostración de cómo este dispositivo toma fotografías, diríjase a este video. Mygiguser hace un tutorial paso a paso sobre cómo obtener una imagen de una moneda. El procedimiento se realiza en una Mac e implica funciones como configurar el enfoque y usar los menús del software.

Mejor para: El Microscopio Digital Pro Celestron de 5 MP es ideal para aulas grandes. Permite a los niños desde la primera fila hasta la parte de atrás ver igualmente bien la imagen de un espécimen.

4. LCD YINAMA de 4,3 pulgadas →

La pantalla LCD Yinama de 4,3 pulgadas es un gran visor de inicio para niños. Incluso viene con diapositivas prefabricadas, para que puedan comenzar de inmediato. Su batería recargable dura mucho tiempo, por lo que no tendrá que lidiar con que el visor se quede en blanco repentinamente en medio de una lección.

Esto también es excelente si necesita una batería de larga duración cuando lleva su clase al bosque o al parque. Aunque solo hay una diferencia de $ 40 entre el Yinama y el Celestron con carcasa de aluminio, el Yinama escatima un poco en calidad con plástico barato.

  • Las imágenes del microscopio Yinama se pueden proyectar en una pizarra inteligente. Esto lo hace ideal para proyectar para grupos de niños, para que todos puedan ver.
  • El instrumento puede ser estacionario o portátil. Esto abre más posibilidades de dónde, cuándo y cómo se puede utilizar. Se adapta al aula, a una excursión o simplemente a utilizarlo en diferentes puntos de la escuela.
  • Se anuncia que el Yinama tiene un aumento de 1000x. Sin embargo, parece más cercano a 100x.
  • El osciloscopio no viene con instrucciones, por lo que debe resolver la configuración por su cuenta. Tampoco hay números de servicio al cliente ni direcciones de correo electrónico disponibles.

Golosinas que encontré:

  • Me gustó que el botón del obturador esté en la base. Cuando lo presiona para tomar una foto, el objeto permanece enfocado y no se mueve.
  • ¡Este microscopio digital tiene un zoom excelente! Los detalles del espécimen son claros y bien definidos.

No ajuste su sonido: este video de Joseph B. Williams no tiene narración. En su lugar, se le llevará en un recorrido visual del Yinama, con la cámara desplazándose lentamente sobre los diversos componentes del dispositivo. El video también muestra el detalle que se puede lograr en una muestra cuando el alcance está enfocado correctamente.

Mejor para: La portabilidad de este instrumento lo hace ideal para viajes de campo. No solo expondrá a los niños al análisis científico del aire libre, sino que fomentará la apreciación de la naturaleza. Si enseñas a los niños del centro de la ciudad, es posible que nunca hayan tenido la idea de que la ciencia podría ser tan interesante y emocionante.

5. TSAAGAN WiFi USB →

El visor USB WiFi TSAAGAN es un dispositivo portátil que funciona con sistemas Android e iOS. Es liviano y se puede transportar fácilmente a cualquier lugar donde se necesite. Este microscopio digital también tiene una batería de larga duración, lo que es útil si imparte lecciones al aire libre.

Es una herramienta tan divertida que es posible que sus alumnos no sepan que en realidad están aprendiendo.

  • La lente tiene que tocar la muestra para poder enfocar. Sin embargo, proporciona un buen enfoque y toma buenas fotografías.
  • La mayoría de los niños son expertos en el uso de teléfonos inteligentes. Esto influirá mucho en la facilidad de uso.
  • Tiene una montura frágil que se rompe con facilidad. Este es un problema común con los sistemas de gama baja.
  • Debes descargar la aplicación Max-See cuando te conectes a un iPhone o iPad. Tiene muchos errores.

Golosinas que encontré:

  • Este microscopio digital tiene un cable USB amplio y agradable de cuatro pies de largo. Me gusta esto porque proporciona libertad de movimiento.
  • El osciloscopio proporciona 30 fotogramas por segundo con un brillo de 600x. Esto es bastante decente para un instrumento de gama baja.

Encontré este video útil para un desempaquetado paso a paso del USB WiFi TSAAGAN de Alex de Mcphoney Tech. Es un narrador bastante colorido, y sus reacciones a las muestras ampliadas no tienen precio: "He reducido la luz al color natural de la hoja. ¡De hecho, parece bastante siniestro! "

Mejor para: El instrumento USB WiFi TSAAGAN es el mejor para los niños expertos en tecnología que están familiarizados con los teléfonos inteligentes y las tecnologías relacionadas. Como la mayoría de los niños lo son, este microscopio será ideal para ellos.


Contenido

Los primeros microscopistas, como Leeuwenhoek (1677), vieron los procesos mediados por la tubulina y los microtúbulos, como la locomoción celular. Sin embargo, la naturaleza fibrosa de los flagelos y otras estructuras se descubrió dos siglos después, con microscopios ópticos mejorados, y se confirmó en el siglo XX con el microscopio electrónico y estudios bioquímicos. [8]

Los ensayos in vitro de microtúbulos para proteínas motoras como dineína y kinesina se investigan marcando con fluorescencia un microtúbulo y fijando el microtúbulo o las proteínas motoras a un portaobjetos de microscopio y luego visualizando el portaobjetos con microscopía mejorada por video para registrar el viaje de las proteínas motoras de los microtúbulos. Esto permite el movimiento de las proteínas motoras a lo largo del microtúbulo o el microtúbulo que se mueve a través de las proteínas motoras. [9] En consecuencia, algunos procesos de microtúbulos pueden determinarse mediante quimógrafo. [10]

En eucariotas, los microtúbulos son cilindros largos y huecos formados por dímeros de tubulina α y β polimerizados. [12] El espacio interior de los cilindros de microtúbulos huecos se conoce como lumen. Las subunidades α y β-tubulina son idénticas a nivel de aminoácidos y cada una tiene un peso molecular de aproximadamente 50 kDa. [13]

Estos dímeros de α / β-tubulina polimerizan de extremo a extremo en protofilamentos lineales que se asocian lateralmente para formar un único microtúbulo, que luego se puede extender mediante la adición de más dímeros de α / β-tubulina. Normalmente, los microtúbulos están formados por la asociación paralela de trece protofilamentos, aunque se han observado microtúbulos compuestos por menos o más protofilamentos en varias especies [14], así como en in vitro. [15]

Los microtúbulos tienen una polaridad distinta que es fundamental para su función biológica. La tubulina polimeriza de un extremo a otro, con las subunidades β de un dímero de tubulina en contacto con las subunidades α del siguiente dímero. Por lo tanto, en un protofilamento, un extremo tendrá las subunidades α expuestas mientras que el otro extremo tendrá las subunidades β expuestas. Estos extremos se denominan extremos (-) y (+), respectivamente. Los protofilamentos se agrupan paralelos entre sí con la misma polaridad, por lo que, en un microtúbulo, hay un extremo, el extremo (+), con solo subunidades β expuestas, mientras que el otro extremo, el extremo (-), tiene solo α -subunidades expuestas. Si bien el alargamiento de los microtúbulos puede ocurrir en los extremos (+) y (-), es significativamente más rápido en el extremo (+). [dieciséis]

La asociación lateral de los protofilamentos genera una estructura pseudo-helicoidal, con una vuelta de la hélice que contiene 13 dímeros de tubulina, cada uno de un protofilamento diferente. En la arquitectura "13-3" más común, el decimotercer dímero de tubulina interactúa con el siguiente dímero de tubulina con un desplazamiento vertical de 3 monómeros de tubulina debido a la helicidad del giro. Hay otras arquitecturas alternativas, como 11-3, 12-3, 14-3, 15-4 o 16-4, que se han detectado con una frecuencia mucho menor. [17] Los microtúbulos también pueden transformarse en otras formas, como filamentos helicoidales, que se observan en organismos protistas como los foraminíferos. [18] Hay dos tipos distintos de interacciones que pueden ocurrir entre las subunidades de los protofilamentos laterales dentro del microtúbulo llamadas retículas de tipo A y de tipo B. En la red de tipo A, las asociaciones laterales de protofilamentos ocurren entre las subunidades α y β-tubulina adyacentes (es decir, una subunidad α-tubulina de un protofilamento interactúa con una subunidad β-tubulina de un protofilamento adyacente). En la red de tipo B, las subunidades α y β-tubulina de un protofilamento interactúan con las subunidades α y β-tubulina de un protofilamento adyacente, respectivamente. Los estudios experimentales han demostrado que la red de tipo B es la disposición principal dentro de los microtúbulos. Sin embargo, en la mayoría de los microtúbulos hay una costura en la que las subunidades de tubulina interactúan α-β. [19]

Algunas especies de Prosthecobacter también contienen microtúbulos. La estructura de estos microtúbulos bacterianos es similar a la de los microtúbulos eucariotas, que consisten en un tubo hueco de protofilamentos ensamblados a partir de heterodímeros de tubulina A bacteriana (BtubA) y tubulina B bacteriana (BtubB). Tanto BtubA como BtubB comparten características de la α y la β-tubulina. A diferencia de los microtúbulos eucariotas, los microtúbulos bacterianos no requieren chaperonas para plegarse. [20] En contraste con los 13 protofilamentos de microtúbulos eucariotas, los microtúbulos bacterianos comprenden solo cinco. [21]

Los microtúbulos son parte del citoesqueleto, una red estructural dentro del citoplasma de la célula. Las funciones del citoesqueleto de microtúbulos incluyen soporte mecánico, organización del citoplasma, transporte, motilidad y segregación cromosómica. En las neuronas en desarrollo, los microtúbulos se conocen como neurotúbulos, [22] y pueden modular la dinámica de la actina, otro componente del citoesqueleto. [23] A microtubule is capable of growing and shrinking in order to generate force, and there are motor proteins that allow organelles and other cellular components to be carried along a microtubule. This combination of roles makes microtubules important for organizing and moving intracellular constituents.

The organization of microtubules in the cell is cell-type specific. In epithelia, the minus-ends of the microtubule polymer are anchored near the site of cell-cell contact and organized along the apical-basal axis. After nucleation, the minus-ends are released and then re-anchored in the periphery by factors such as ninein and PLEKHA7. [24] In this manner, they can facilitate the transport of proteins, vesicles and organelles along the apical-basal axis of the cell. In fibroblasts and other mesenchymal cell-types, microtubules are anchored at the centrosome and radiate with their plus-ends outwards towards the cell periphery (as shown in the first figure). In these cells, the microtubules play important roles in cell migration. Moreover, the polarity of microtubules is acted upon by motor proteins, which organize many components of the cell, including the endoplasmic reticulum and the Golgi apparatus.

Nucleation Edit

Nucleation is the event that initiates the formation of microtubules from the tubulin dimer. Microtubules are typically nucleated and organized by organelles called microtubule-organizing centres (MTOCs). Contained within the MTOC is another type of tubulin, γ-tubulin, which is distinct from the α- and β-subunits of the microtubules themselves. The γ-tubulin combines with several other associated proteins to form a lock washer-like structure known as the "γ-tubulin ring complex" (γ-TuRC). This complex acts as a template for α/β-tubulin dimers to begin polymerization it acts as a cap of the (−) end while microtubule growth continues away from the MTOC in the (+) direction. [25]

The centrosome is the primary MTOC of most cell types. However, microtubules can be nucleated from other sites as well. For example, cilia and flagella have MTOCs at their base termed basal bodies. In addition, work from the Kaverina group at Vanderbilt, as well as others, suggests that the Golgi apparatus can serve as an important platform for the nucleation of microtubules. [26] Because nucleation from the centrosome is inherently symmetrical, Golgi-associated microtubule nucleation may allow the cell to establish asymmetry in the microtubule network. In recent studies, the Vale group at UCSF identified the protein complex augmin as a critical factor for centrosome-dependent, spindle-based microtubule generation. It that has been shown to interact with γ-TuRC and increase microtubule density around the mitotic spindle origin. [27]

Some cell types, such as plant cells, do not contain well defined MTOCs. In these cells, microtubules are nucleated from discrete sites in the cytoplasm. Other cell types, such as trypanosomatid parasites, have a MTOC but it is permanently found at the base of a flagellum. Here, nucleation of microtubules for structural roles and for generation of the mitotic spindle is not from a canonical centriole-like MTOC.

Polymerization Edit

Following the initial nucleation event, tubulin monomers must be added to the growing polymer. The process of adding or removing monomers depends on the concentration of αβ-tubulin dimers in solution in relation to the critical concentration, which is the steady state concentration of dimers at which there is no longer any net assembly or disassembly at the end of the microtubule. If the dimer concentration is greater than the critical concentration, the microtubule will polymerize and grow. If the concentration is less than the critical concentration, the length of the microtubule will decrease. [28]

Dynamic instability Edit

Dynamic instability refers to the coexistence of assembly and disassembly at the ends of a microtubule. The microtubule can dynamically switch between growing and shrinking phases in this region. [29] Tubulin dimers can bind two molecules of GTP, one of which can be hydrolyzed subsequent to assembly. During polymerization, the tubulin dimers are in the GTP-bound state. [12] The GTP bound to α-tubulin is stable and it plays a structural function in this bound state. However, the GTP bound to β-tubulin may be hydrolyzed to GDP shortly after assembly. The assembly properties of GDP-tubulin are different from those of GTP-tubulin, as GDP-tubulin is more prone to depolymerization. [30] A GDP-bound tubulin subunit at the tip of a microtubule will tend to fall off, although a GDP-bound tubulin in the middle of a microtubule cannot spontaneously pop out of the polymer. Since tubulin adds onto the end of the microtubule in the GTP-bound state, a cap of GTP-bound tubulin is proposed to exist at the tip of the microtubule, protecting it from disassembly. When hydrolysis catches up to the tip of the microtubule, it begins a rapid depolymerization and shrinkage. This switch from growth to shrinking is called a catastrophe. GTP-bound tubulin can begin adding to the tip of the microtubule again, providing a new cap and protecting the microtubule from shrinking. This is referred to as "rescue". [31]

"Search and capture" model Edit

In 1986, Marc Kirschner and Tim Mitchison proposed that microtubules use their dynamic properties of growth and shrinkage at their plus ends to probe the three dimensional space of the cell. Plus ends that encounter kinetochores or sites of polarity become captured and no longer display growth or shrinkage. In contrast to normal dynamic microtubules, which have a half-life of 5–10 minutes, the captured microtubules can last for hours. This idea is commonly known as the "search and capture" model. [32] Indeed, work since then has largely validated this idea. At the kinetochore, a variety of complexes have been shown to capture microtubule (+)-ends. [33] Moreover, a (+)-end capping activity for interphase microtubules has also been described. [34] This later activity is mediated by formins, [35] the adenomatous polyposis coli protein, and EB1, [36] a protein that tracks along the growing plus ends of microtubules.

Post-translational modifications Edit

Although most microtubules have a half-life of 5–10 minutes, certain microtubules can remain stable for hours. [34] These stabilized microtubules accumulate post-translational modifications on their tubulin subunits by the action of microtubule-bound enzymes. [37] [38] However, once the microtubule depolymerizes, most of these modifications are rapidly reversed by soluble enzymes. Since most modification reactions are slow while their reverse reactions are rapid, modified tubulin is only detected on long-lived stable microtubules. Most of these modifications occur on the C-terminal region of alpha-tubulin. This region, which is rich in negatively charged glutamate, forms relatively unstructured tails that project out from the microtubule and form contacts with motors. Thus, it is believed that tubulin modifications regulate the interaction of motors with the microtubule. Since these stable modified microtubules are typically oriented towards the site of cell polarity in interphase cells, this subset of modified microtubules provide a specialized route that helps deliver vesicles to these polarized zones. These modifications include:

    : the removal of the C-terminal tyrosine from alpha-tubulin. This reaction exposes a glutamate at the new C-terminus. As a result, microtubules that accumulate this modification are often referred to as Glu-microtubules. Although the tubulin carboxypeptidase has yet to be identified, the tubulin—tyrosine ligase (TTL) is known. [39]
  • Delta2: the removal of the last two residues from the C-terminus of alpha-tubulin. [40] Unlike detyrosination, this reaction is thought to be irreversible and has only been documented in neurons. : the addition of an acetyl group to lysine 40 of alpha-tubulin. This modification occurs on a lysine that is accessible only from the inside of the microtubule, and it remains unclear how enzymes access the lysine residue. The nature of the tubulin acetyltransferase remains controversial, but it has been found that in mammals the major acetyltransferase is ATAT1. [41] however, the reverse reaction is known to be catalyzed by HDAC6. [42] : the addition of a glutamate polymer (typically 4-6 residues long [43] ) to the gamma-carboxyl group of any one of five glutamates found near the end of alpha-tubulin. Enzymes related to TTL add the initial branching glutamate (TTL4,5 and 7), while other enzymes that belong to the same family lengthen the polyglutamate chain (TTL6,11 and 13). [38] : the addition of a glycine polymer (2-10 residues long) to the gamma-carboxyl group of any one of five glutamates found near the end of beta-tubulin. TTL3 and 8 add the initial branching glycine, while TTL10 lengthens the polyglycine chain. [38]

Tubulin-binding drugs and chemical effects Edit

A wide variety of drugs are able to bind to tubulin and modify its assembly properties. These drugs can have an effect at intracellular concentrations much lower than that of tubulin. This interference with microtubule dynamics can have the effect of stopping a cell's cell cycle and can lead to programmed cell death or apoptosis. However, there are data to suggest that interference of microtubule dynamics is insufficient to block the cells undergoing mitosis. [44] These studies have demonstrated that suppression of dynamics occurs at concentrations lower than those needed to block mitosis. Suppression of microtubule dynamics by tubulin mutations or by drug treatment have been shown to inhibit cell migration. [45] Both microtubule stabilizers and destabilizers can suppress microtubule dynamics.

The drugs that can alter microtubule dynamics include:

  • The cancer-fighting taxane class of drugs (paclitaxel (taxol) and docetaxel) block dynamic instability by stabilizing GDP-bound tubulin in the microtubule. Thus, even when hydrolysis of GTP reaches the tip of the microtubule, there is no depolymerization and the microtubule does not shrink back.

Taxanes (alone or in combination with platinum derivatives (carboplatine) or gemcitabine) are used against breast and gynecological malignancies, squamous-cell carcinomas (head-and-neck cancers, some lung cancers), etc.

  • The epothilones, e.g. Ixabepilone, work in a similar way to the taxanes.
  • Vinorelbine, Nocodazole, vincristine, and colchicine have the opposite effect, blocking the polymerization of tubulin into microtubules. binds to the (+) growing end of the microtubules. Eribulin exerts its anticancer effects by triggering apoptosis of cancer cells following prolonged and irreversible mitotic blockade.

Expression of β3-tubulin has been reported to alter cellular responses to drug-induced suppression of microtubule dynamics. In general the dynamics are normally suppressed by low, subtoxic concentrations of microtubule drugs that also inhibit cell migration. However, incorporating β3-tubulin into microtubules increases the concentration of drug that is needed to suppress dynamics and inhibit cell migration. Thus, tumors that express β3-tubulin are not only resistant to the cytotoxic effects of microtubule targeted drugs, but also to their ability to suppress tumor metastasis. Moreover, expression of β3-tubulin also counteracts the ability of these drugs to inhibit angiogenesis which is normally another important facet of their action. [ cita necesaria ]

Microtubule polymers are extremely sensitive to various environmental effects. Very low levels of free calcium can destabilize microtubules and this prevented early researchers from studying the polymer in vitro. [12] Cold temperatures also cause rapid depolymerization of microtubules. In contrast, heavy water promotes microtubule polymer stability. [46]

Microtubule-associated proteins (MAPs) Edit

MAPs have been shown to play a crucial role in the regulation of microtubule dynamics en vivo. The rates of microtubule polymerization, depolymerization, and catastrophe vary depending on which microtubule-associated proteins (MAPs) are present. The originally identified MAPs from brain tissue can be classified into two groups based on their molecular weight. This first class comprises MAPs with a molecular weight below 55-62 kDa, and are called τ (tau) proteins. In vitro, tau proteins have been shown to directly bind microtubules, promote nucleation and prevent disassembly, and to induce the formation of parallel arrays. [47] Additionally, tau proteins have also been shown to stabilize microtubules in axons and have been implicated in Alzheimer's disease. [48] The second class is composed of MAPs with a molecular weight of 200-1000 kDa, of which there are four known types: MAP-1, MAP-2, MAP-3 and MAP-4. MAP-1 proteins consists of a set of three different proteins: A, B and C. The C protein plays an important role in the retrograde transport of vesicles and is also known as cytoplasmic dynein. MAP-2 proteins are located in the dendrites and in the body of neurons, where they bind with other cytoskeletal filaments. The MAP-4 proteins are found in the majority of cells and stabilize microtubules. In addition to MAPs that have a stabilizing effect on microtubule structure, other MAPs can have a destabilizing effect either by cleaving or by inducing depolymerization of microtubules. Three proteins called katanin, spastin, and fidgetin have been observed to regulate the number and length of microtubules via their destabilizing activities. Furthermore, KIAA1211L is predicted to be localized to the microtubules. [49]

Plus-end tracking proteins (+TIPs) Edit

Plus end tracking proteins are MAP proteins which bind to the tips of growing microtubules and play an important role in regulating microtubule dynamics. For example, +TIPs have been observed to participate in the interactions of microtubules with chromosomes during mitosis. The first MAP to be identified as a +TIP was CLIP170 (cytoplasmic linker protein), which has been shown to play a role in microtubule depolymerization rescue events. Additional examples of +TIPs include EB1, EB2, EB3, p150Glued, Dynamitin, Lis1, CLIP115, CLASP1, and CLASP2. [ cita necesaria ]


What is a Light Microscope? (con imagenes)

A light microscope, also called an optical microscope, is an instrument to observe small objects using visible light and lenses. It is a highly used and well-recognized microscope in the scientific community. The device can be used to view living or dead samples and can maximize these samples up to one thousand times (1,000x) their actual size. Light microscopes include almost all compound and stereo microscopes.

This type of microscope is composed of an objective lens, an ocular lens, a stage, a light source, a condenser, a tube, an arm to support the tube, and a focusing system. The specimen is set on the stage, a platform usually equipped with metal arms to hold the specimen or slide in place. The light bulb is situated beneath the stage so that the light shines up through the specimen. The tube focuses down on the stage so that the ocular lens, or eyepiece, is at the far end of the tube and the objective lens is at the end closer to the specimen.

The objective lens is a small, round piece of glass that collects the light from a small area of the specimen at a short focal length and directs the light into the tube. The image is then magnified by the ocular lens, which is put up to the eye. Because the objective lens is convex, it focuses and directs light into its center. By contrast, the concave shape of the ocular lens serves to spread out the light as it meets the eye, thereby making the image bigger. The condenser is a lens, often implanted into the stage or located just below it, that condenses the light rays from the light source onto the spot that is being examined on the specimen above.

A simple light microscope uses only one magnifying lens, but today, most microscopes use two or more lenses to magnify the image. Most microscopes today are compound microscopes that use more than one magnifying lens. The eyepiece typically magnifies to 2x, 4x, or 10x actual size and the ocular lens may magnify 4x, 5x, 10x, 20x, 40x, 50x and 100x. A microscope usually comes with three ocular lenses of different magnification levels set on a rotating nosepiece. There may also be a fourth lens used for oil immersion viewing of specimens, wherein a drop of oil is set on the slide to further refract light and the oil immersion lens is lowered until it touches the oil droplet.

The relationship of glass to magnification and the concept of lenses were discovered by the Romans in the first century, A.D. Lenses were eventually put to use at the end of the 1200s as spectacles. This may have set the stage for Zaccharias and Hans Jannsen, Dutch spectacle makers who, in the year 1590, are said to have invented the first compound microscope by experimenting with several lenses in a tube. The validity of the Jannsens’ claim to this invention, however, is highly disputed. Many historians credit Tuscan scientist Galileo Galilei with the development of the compound microscope and technologically similar telescopes in the early 1600s.

Later, a Dutch store apprentice named Anton Von Leeuwenhoek refined lens making to achieve a steep curvature on a small lens, allowing him to focus on much smaller specimens than ever before. He is often referred to as a father of microscopy as he introduced the microscope as a vital instrument to the field of biology. In addition to other discoveries, Anton Von Leeuwenhoek was the first to view bacteria, yeast, and the organisms in a drop of water.


Varieties of Light Microscopes

Most compound microscopes today have an illuminator built into the base. A condenser located below the stage has lenses that focus the light on the specimen and a diaphragm that regulates contrast. After passing through the specimen on the stage, the light enters an objective lens. Most light microscopes have three or four objective lenses on a rotating turret. These lenses magnify the image by 4x to 100x. The light then passes up the body tube to an ocular lens that magnifies the image another 10x to 15x. Research-grade microscopes and the better student microscopes have a pair of ocular lenses so that one can view the specimen with both eyes at once.

There are many varieties of compound light microscopes for special purposes. For viewing tissue cultures covered with liquid media, biologists can use an inverted light microscope in which the culture is illuminated from above and the objective lenses are positioned below the specimen. The phase contrast microscope can be used to enhance contrast in living specimens, thus avoiding the use of lethal fixatives and stains. The polarizing light microscope is used for analyzing crystals and minerales , among other things. The fluorescence microscope is used to examine structures that bind special fluorescent dyes. It can be used, for example, to identify where a dyetagged hormona binds to its target cell.

Compound light microscopes achieve useful magnifications up to 1200x and resolutions down to about 0.25 micrometers. That is, two objects in a cell can be as close as 0.25 micrometers and still detected as separate entities. Such resolution is good enough to see most bacteria and some mitocondrias and microvilli.

These microscopes generally require thin, transparent, relatively small specimens. They also require that the user adjust to the phenomenon of optical inversion if a specimen is moved to the left, it appears under the microscope to move right when moved up, it appears to move down and vice versa. The stereomicroscope works at much lower magnification and resolution, but has several advantages: (1) it has two lens systems that view the specimen from slightly different angles, thus giving the specimen a stereoscopic (three-dimensional) appearance (2) it can use either transmitted or reflected light and with reflected light, it can be used to view opaque specimens such as rocks, fossils, insects, electronic circuit boards, and so forth (3) it has a much greater working distance between the specimen and objective lens, allowing for the examination of relatively large objects and for easier manipulation of objects under the microscope (4) the working distance enables relatively easy dissection of specimens such as insects, allowing hands and instruments to reach the working space while one looks through the microscope and (5) it does not produce optical inversion that is, movements to the right appear to go to the right, making dissection and other manipulations much easier.

The utility of light microscopy is governed by its use of visible light, which limits resolution. The shorter the wavelength of the illumination, the better the resolution. Electron beams have shorter wavelengths than photons. The invention of the electron microscope in the late 1930s and its refinement over the next half century permitted vastly improved visualization of cell and tissue fine structure.

Kenneth S. Saladin and Sara E. Miller


Yes, You Can See Tardigrades with a Cheap Optical Microscope

Here at Live Science, our top choice for "cute animal" is the roly-poly and nearly indestructible tardigrade. Yep, we're talking about the water bear, the microscopic organism that looks more like an alien caterpillar than an Earthly animal when viewed up close.

Plenty of gorgeous shots of the tiny creatures online show their segmented, pudgy bodies their eight legs tipped with claws and their circular mouths in all their glory. But those images are generally shot through high-powered and advanced microscopes, and sometimes, they're even touched up afterward. That got us wondering whether an inexpensive, off-the-shelf microscope you may have used as a kid in biology class would do the trick.

What if we went out and grabbed some tardigrades and popped the little, squirming bodies under a microscope lens? Well, that's just what we did. At first, we planned to go out to a backyard and collect them from the grass and dirt apparently, they thrive in just about any environmental conditions. But to ensure they had all their legs and other body parts, we went with "store-bought" specimens. [Here's a look at what we learned about each microscope's pros and cons while using them to look at tardigrades.]

If you're interested in doing the same, you can buy live tardigrades from Carolina Biological Supply Co.

Overall, we found that the digital microscopes are completely unsuitable for looking at things as small as tardigrades, which grow to be no longer than a millimeter, or about the thickness of a credit card. The nondigital optical microscopes, however, produced some amazing tardigrade images.

Let's have a look under the lens:


Ver el vídeo: Die Sterne am Himmel (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Kigataxe

    culo deportivo!))

  2. Ananda

    Absolutamente de acuerdo contigo. Pienso, ¿qué es buena idea?

  3. Gilbride

    Idea brillante y oportuna

  4. Mikagal

    Dime, por favor, ¿dónde para mí aprender más al respecto?

  5. Nataniel

    Estoy seguro de eso.

  6. Malasho

    Lo siento, pero esta opción no me conviene. ¿Quizás hay más opciones?

  7. Kejas

    También estoy emocionado con esta pregunta. Aviso, ¿dónde puedo encontrar más información sobre esta pregunta?



Escribe un mensaje