Información

17.6: Glosario- El sistema nervioso autónomo - Biología

17.6: Glosario- El sistema nervioso autónomo - Biología


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

acetilcolina (ACh): neurotransmisor que se une a una placa motora para desencadenar la despolarización

médula suprarrenal: porción interior de la glándula suprarrenal (o suprarrenal) que libera epinefrina y norepinefrina en el torrente sanguíneo como hormonas

adrenérgico: sinapsis donde se libera noradrenalina, que se une a los receptores adrenérgicos α o β

rama aferente: componente de un arco reflejo que representa la entrada de una neurona sensorial, ya sea para un sentido especial o general

agonista: cualquier sustancia exógena que se una a un receptor y produzca un efecto similar al ligando endógeno

receptor alfa (α) -adrenérgico: uno de los receptores a los que se unen la epinefrina y la norepinefrina, que se presenta en tres subtipos: α1, α2y α3

antagonista: cualquier sustancia exógena que se una a un receptor y produzca un efecto opuesto al ligando endógeno

fármacos anticolinérgicos: medicamentos que interrumpen o reducen la función del sistema parasimpático

tono autonómico: Tendencia de un sistema de órganos a ser gobernado por una división del sistema nervioso autónomo sobre la otra, como la frecuencia cardíaca disminuida por impulsos parasimpáticos en reposo.

barorreceptor: mecanorreceptor que detecta el estiramiento de los vasos sanguíneos para indicar cambios en la presión arterial

receptor beta (β) -adrenérgico: uno de los receptores a los que se unen la epinefrina y la norepinefrina, que se presenta en dos subtipos: β1 y β2

nervios del acelerador cardíaco: fibras simpáticas preganglionares que hacen que la frecuencia cardíaca aumente cuando el centro cardiovascular en la médula inicia una señal

centro cardiovascular: Región de la médula que controla el sistema cardiovascular a través de los nervios del acelerador cardíaco y los nervios vasomotores, que son componentes de la división simpática del sistema nervioso autónomo.

ganglio celíaco: uno de los ganglios colaterales del sistema simpático que se proyecta al sistema digestivo

neurona central: refiriéndose específicamente al cuerpo celular de una neurona en el sistema autónomo que se encuentra en el sistema nervioso central, específicamente el cuerno lateral de la médula espinal o un núcleo del tallo cerebral

colinérgico: sinapsis en la que se libera acetilcolina y se une al receptor nicotínico o muscarínico

células cromafines: Células neuroendocrinas de la médula suprarrenal que liberan epinefrina y norepinefrina al torrente sanguíneo como parte de la actividad del sistema simpático.

ganglio ciliar: uno de los ganglios terminales del sistema parasimpático, ubicado en la órbita posterior, cuyos axones se proyectan hacia el iris

ganglios colaterales: ganglios fuera de la cadena simpática que son objetivos de las fibras preganglionares simpáticas, que son los ganglios celíacos, mesentéricos inferiores y mesentéricos superiores

sistema craneosacro: nombre alternativo para la división parasimpática del sistema nervioso autónomo que se basa en la ubicación anatómica de las neuronas centrales en los núcleos del tronco encefálico y el cuerno lateral de la médula espinal sacra; también conocido como flujo de salida craneosacro

fascículo longitudinal dorsal: principal vía de salida del hipotálamo que desciende a través de la materia gris del tallo cerebral y hacia la médula espinal

núcleo dorsal del nervio vago: Ubicación de las neuronas parasimpáticas que se proyectan a través del nervio vago hasta los ganglios terminales de las cavidades torácica y abdominal.

Núcleo de Eddinger-Westphal: ubicación de las neuronas parasimpáticas que se proyectan al ganglio ciliar

rama eferente: componente de un arco reflejo que representa la salida, siendo el objetivo un efector, como tejido muscular o glandular

químico endógeno: Sustancia producida y liberada dentro del cuerpo para interactuar con una proteína receptora.

endógeno: describe la sustancia producida en el cuerpo humano

epinefrina: Molécula de señalización liberada desde la médula suprarrenal al torrente sanguíneo como parte de la respuesta simpática

químico exógeno: Sustancia de una fuente externa al cuerpo, ya sea otro organismo como una planta o de los procesos sintéticos de un laboratorio, que se une a una proteína receptora transmembrana.

exógeno: describe la sustancia producida fuera del cuerpo humano

respuesta de lucha o escape: conjunto de respuestas inducidas por la actividad simpática que llevan a huir de una amenaza o hacer frente a ella, que en el mundo moderno a menudo se asocia con sentimientos de ansiedad

Receptor acoplado a proteína G: complejo de proteína de membrana que consiste en una proteína receptora que se une a una molécula de señalización, una proteína G, que es activada por esa unión y, a su vez, activa una proteína efectora (enzima) que crea una molécula de segundo mensajero en el citoplasma de la célula diana

neurona ganglionar: se refiere específicamente al cuerpo celular de una neurona en el sistema autónomo que se encuentra en un ganglio

rami comunicantes grises: (singular = rama comunicans) estructuras amielínicas que proporcionan una conexión corta desde un ganglio de la cadena simpática hasta el nervio espinal que contiene la fibra simpática posganglionar

nervio esplácnico mayor: Nervio que contiene fibras de las neuronas simpáticas centrales que no hacen sinapsis en los ganglios de la cadena, sino que se proyectan hacia el ganglio celíaco.

ganglio mesentérico inferior: uno de los ganglios colaterales del sistema simpático que se proyecta al sistema digestivo

ganglios intramurales: ganglios terminales del sistema parasimpático que se encuentran dentro de las paredes del efector objetivo

nervio esplácnico menor: Nervio que contiene fibras de las neuronas simpáticas centrales que no hacen sinapsis en los ganglios de la cadena, sino que se proyectan hacia el ganglio mesentérico inferior.

canal catiónico controlado por ligando: Canal iónico, como el receptor nicotínico, que es específico de los iones cargados positivamente y se abre cuando una molécula como un neurotransmisor se une a él.

lóbulo límbico: Estructuras dispuestas alrededor de los bordes del cerebro que están involucradas en la memoria y la emoción.

reflejo largo: arco reflejo que incluye el sistema nervioso central

haz del prosencéfalo medial: Vía de la fibra que se extiende anteriormente hacia el prosencéfalo basal, pasa a través del hipotálamo y se extiende hacia el tronco encefálico y la médula espinal.

plexo mesentérico: tejido nervioso dentro de la pared del tracto digestivo que contiene neuronas que son el objetivo de las fibras preganglionares autónomas y que se proyectan al músculo liso y los tejidos glandulares en el órgano digestivo

receptor muscarínico: tipo de proteína receptora de acetilcolina que se caracteriza por unirse también a la muscarina y es un receptor metabotrópico

midriasis: dilatación de la pupila; típicamente el resultado de una enfermedad, trauma o drogas

receptor nicotínico: tipo de proteína receptora de acetilcolina que se caracteriza por unirse también a la nicotina y es un receptor ionotrópico

norepinefrina: Molécula de señalización liberada como neurotransmisor por la mayoría de las fibras simpáticas posganglionares como parte de la respuesta simpática, o como hormona en el torrente sanguíneo desde la médula suprarrenal

núcleo ambiguo: núcleo del tronco encefálico que contiene neuronas que se proyectan a través del nervio vago hasta los ganglios terminales de la cavidad torácica; específicamente asociado con el corazón

división parasimpática: División del sistema nervioso autónomo responsable de las funciones digestivas y de descanso.

fármacos parasimpaticomiméticos: medicamentos que mejoran o imitan la función del sistema parasimpático

ganglios paravertebrales: ganglios autónomos superiores a los ganglios de la cadena simpática

fibra posganglionar: axón de una neurona ganglionar en el sistema nervioso autónomo que se proyecta y hace sinapsis con el efector objetivo; a veces se denomina neurona posganglionar

fibra preganglionar: axón de una neurona central en el sistema nervioso autónomo que se proyecta y hace sinapsis con una neurona ganglionar; a veces denominado neurona preganglionar

ganglios prevertebrales: ganglios autónomos que son anteriores a la columna vertebral y funcionalmente relacionados con los ganglios de la cadena simpática

dolor referido: la percepción consciente de la sensación visceral proyectada a una región diferente del cuerpo, como el hombro izquierdo y dolor en el brazo como un signo de un ataque cardíaco

arco reflejo: circuito de un reflejo que involucra una entrada sensorial y una salida motora, o una rama aferente y una rama eferente, y un centro integrador para conectar las dos ramas

descansar y digerir: conjunto de funciones asociadas con el sistema parasimpático que conducen a acciones de descanso y digestión

reflejo corto: arco reflejo que no incluye ningún componente del sistema nervioso central

reflejo somático: reflejo que involucra al músculo esquelético como efector, bajo el control del sistema nervioso somático

ganglio cervical superior: uno de los ganglios paravertebrales del sistema simpático que se proyecta hacia la cabeza

ganglio mesentérico superior: uno de los ganglios colaterales del sistema simpático que se proyecta al sistema digestivo

ganglios de la cadena simpática: serie de ganglios adyacentes a la columna vertebral que reciben información de las neuronas simpáticas centrales

división simpática: División del sistema nervioso autónomo asociado con la respuesta de lucha o huida.

fármaco simpaticolítico: fármaco que interrumpe, o "lisa", la función del sistema simpático

fármaco simpaticomimético: fármaco que mejora o imita la función del sistema simpático

efector de destino: órgano, tejido o glándula que responderá al control de una señal autónoma, somática o endocrina

ganglios terminales: ganglios de la división parasimpática del sistema autónomo, que se encuentran cerca o dentro del efector objetivo, este último también conocido como ganglios intramurales

sistema toracolumbar: nombre alternativo para la división simpática del sistema nervioso autónomo que se basa en la ubicación anatómica de las neuronas centrales en el cuerno lateral de la médula espinal torácica y lumbar superior

varicosidad: Estructura de algunas conexiones autónomas que no es un bulbo final sináptico típico, sino una cadena de hinchazones a lo largo de una fibra que forma una red de conexiones con el efector objetivo.

nervios vasomotores: fibras simpáticas preganglionares que provocan la constricción de los vasos sanguíneos en respuesta a las señales del centro cardiovascular

reflejo visceral: reflejo que involucra un órgano interno como efector, bajo el control del sistema nervioso autónomo

rami comunicantes blancos: (singular = rama comunicans) estructuras mielinizadas que proporcionan una conexión corta desde un ganglio de la cadena simpática hasta el nervio espinal que contiene la fibra simpática preganglionar


Respuesta corta
Los estímulos externos pueden impulsar respuestas autónomas.

Fondo
El sistema nervioso autónomo es un visceral sistema sensorial y motor. Las vísceras son los órganos internos. Prácticamente todos los reflejos viscerales están mediados por circuitos locales en el tronco del encéfalo o la médula espinal (Fig. 1). Es una de las dos principales subdivisiones del sistema nervioso y la otra es el sistema nervioso somático (o voluntario). La principal distinción entre los dos es que el último está involucrado en acciones voluntarias y conscientes (por ejemplo, movimiento, percepción y cognición), mientras que el sistema nervioso autónomo está involucrado en involuntario procesos, como la regulación de la frecuencia cardíaca, la respiración y la función intestinal (Fig. 1).

Fig. 1. Sistema nervioso autónomo. Fuente: Austin Community College

Aunque, con mucho, la mayoría de los estímulos que impulsan las respuestas autónomas provienen del interior (piense en los movimientos musculares que impulsan las deposiciones, aumento de la frecuencia cardíaca durante el ejercicio físico), los estímulos externos inciden directamente en el sistema autónomo.

Por ejemplo, el músculo ciliar del iris está bajo el control de la luz que ingresa a la retina. los reflejo pupilar a la luz La prueba se basa en este principio y se utiliza habitualmente para diagnosticar daños en el sistema visual. También, producción de saliva está controlado por estímulos externos (olor y sabor de la comida y vea el ejemplo sorprendente a continuación de @anongoodnurse). Y técnicamente, todo el tracto digestivo puede considerarse fuera de el cuerpo, ya que es continuo con la piel y el revestimiento de la boca. Por lo tanto, los estímulos mecánicos que inciden en los intestinos por un bolo de comida en movimiento que impulsa las ondas de movimientos peristálticos Podría decirse que también puede considerarse causado por estímulos externos. Por último, la respuesta de lucha-huida-miedo que involucra a la glándula hipotalámica-pituitaria-suprarrenal (HPA) eje a menudo se inicia por estímulos externos (ruidos fuertes y repentinos, etc.).

La característica más importante del sistema nervioso autónomo, como se dijo, es que las respuestas autónomas son no controlado voluntariamente. Si bien puede decidir mirar o rastrear un estímulo visual, no puede decidir mover el bolo de comida de regreso a su estómago o contraer voluntariamente su pupila. La forma en que se recibe la información puede no ser la mejor manera de distinguirla del sistema nervioso voluntario.

Respuesta didáctica
Si le quedan preguntas, el primer lugar al que debe acudir es su profesor.


Desequilibrio autónomo y enfermedad

El sistema nervioso autónomo (SNA) conecta el sistema nervioso central (SNC, cerebro y médula espinal) con los principales órganos y sistemas de órganos periféricos (objetivos entre paréntesis): circulatorio (corazón, vasos sanguíneos), digestivo (glándulas y esfínteres del tracto gastrointestinal, riñón , hígado, glándulas salivales), endocrino (glándulas suprarrenales), tegumentario (glándulas sudoríparas), reproductivo (útero, genitales), respiratorio (bronquiolos músculos lisos), urinario (esfínteres) y visual (dilatador pupilar y músculos ciliares). Por lo general, se comenta que el SNA tiene dos ramas principales: una rama simpática, asociada con la movilización de energía, y una rama parasimpática, asociada con funciones vegetativas y restauradoras.

Las concepciones modernas de la función del organismo que se basan en la teoría de la complejidad sostienen que la estabilidad, adaptabilidad y salud del organismo se mantienen a través de una relación dinámica entre los elementos del sistema en este caso, las ramas simpática y parasimpática del SNA (Thayer & # x00026 Lane, 2000) . Es decir, patrones de organizados variabilidad, en lugar de niveles estáticos, se conservan frente a las demandas ambientales en constante cambio. En contraste con la homeostasis, esta concepción postula que el sistema tiene múltiples puntos de estabilidad, lo que requiere una organización dinámica de recursos para satisfacer demandas situacionales específicas. Estas demandas se pueden concebir en términos de regulación energética, con mínimos locales de energía sirviendo como puntos de relativa estabilidad. Por ejemplo, en individuos sanos, la frecuencia cardíaca promedio es mayor durante el día, cuando las demandas de energía son más altas, que durante la noche, cuando las demandas de energía son más bajas. El sistema tiene un mínimo de energía local (atractor) para el día y otro para la noche. Debido a que el sistema opera & # x0201c lejos del equilibrio & # x0201d, busca constantemente mínimos energéticos locales para reducir las necesidades energéticas del organismo. En consecuencia, el funcionamiento óptimo del sistema se logra mediante labilidad y variabilidad en los procesos que lo componen, mientras que la regularidad rígida se asocia con mortalidad, morbilidad y mala salud (por ejemplo, Peng et al., 1994).

Otro corolario de este punto de vista es que el desequilibrio autónomo, en el que una rama del SNA domina sobre la otra, se asocia con una falta de flexibilidad dinámica y salud. Una gran cantidad de evidencia empírica sugiere que el desequilibrio autónomo está asociado con diversas condiciones patológicas. La etiqueta amplia de & # x0201cANS disfunción & # x0201d se asocia con una serie de trastornos y enfermedades complejos y heterogéneos con etiologías distintas, como neuropatía autonómica diabética, hiperhidrosis, intolerancia ortostática / síndrome de taquicardia postural, insuficiencia autónoma pura y síncope vasovagal. De manera más general, la disfunción autonómica está presente junto con enfermedades neurodegenerativas como la enfermedad de Alzheimer, atrofia multisistémica y trastornos del desarrollo neurológico de la enfermedad de Parkinson, como trastornos del espectro autista, enfermedades autoinmunes como esclerosis múltiple, trastornos mentales como ansiedad generalizada, depresión mayor y esquizofrenia y después de un accidente cerebrovascular isquémico o un infarto de miocardio. En particular, cuando la rama simpática es hiperactiva y la rama parasimpática es hipoactiva durante un período prolongado, las demandas de energía en el sistema se vuelven excesivas y, en última instancia, no se pueden satisfacer, lo que resulta en un envejecimiento prematuro, enfermedades y, en última instancia, la muerte.


Evaluación de electrodiagnóstico del sistema nervioso autónomo: una declaración de consenso respaldada por la Sociedad Autonómica Estadounidense, la Academia Estadounidense de Neurología y la Federación Internacional de Neurofisiología Clínica

La evaluación de los trastornos del sistema nervioso autónomo es tanto un arte como una ciencia, que recurre a las habilidades clínicas más astutas del médico, así como al conocimiento de la neurología y fisiología autónomas. Durante las últimas tres décadas, el desarrollo de pruebas clínicas no invasivas que evalúan la función de los nervios autónomos, la validación y estandarización de estas pruebas, y el crecimiento de una gran cantidad de literatura que caracteriza los resultados de las pruebas en pacientes con trastornos autónomos han equipado la práctica clínica aún más. con un valioso conjunto de herramientas objetivas para ayudar en el diagnóstico y pronóstico. Esta revisión, basada en la evidencia actual, describe un conjunto de recomendaciones consensuadas de expertos internacionales para guiar las pruebas autonómicas de electrodiagnóstico clínico. La clasificación y localización de los déficits autonómicos incorpora puntuaciones de las pruebas cardiovasculares simpáticas adrenérgicas, cardiovagales parasimpáticas y sudomotoras, ya que ninguna prueba por sí sola es suficiente para diagnosticar el grado o la distribución de la insuficiencia autonómica. La puntuación compuesta de gravedad autónoma (CASS) es una puntuación útil de insuficiencia autónoma que se normaliza para la edad y el sexo. Las indicaciones válidas para las pruebas autonómicas incluyen insuficiencia autonómica generalizada, síndromes del sistema regional o selectivo de deterioro autonómico, neuropatía y ganglionopatía autonómica periférica, neuropatía de fibras pequeñas, hipotensión ortostática, intolerancia ortostática, síncope, trastornos neurodegenerativos, hiperactividad autonómica y anhidrosis.

Palabras clave: Autonómico Enfermedades del sistema nervioso autónomo Denervación Neuropatía autonómica diabética Hipotensión Prueba de mesa basculante ortostática Maniobra de Valsalva.

Copyright © 2020 Federación Internacional de Neurofisiología Clínica. Publicado por Elsevier B.V. Todos los derechos reservados.

Declaracion de conflicto de interes

Declaración de intereses en competencia Los autores declaran que no tienen intereses económicos o relaciones personales en competencia que puedan haber influido en el trabajo informado en este documento.


16.6 Sistema nervioso

Mientras lee esto, su sistema nervioso está realizando varias funciones simultáneamente.El sistema visual procesa lo que se ve en la página, el sistema motor controla los movimientos de los ojos y al pasar las páginas (o hacer clic con el mouse), la corteza prefrontal mantiene la atención. Incluso las funciones fundamentales, como la respiración y la regulación de la temperatura corporal, están controladas por el sistema nervioso. El sistema nervioso es uno de los dos sistemas que ejercen control sobre todos los sistemas de órganos del cuerpo, el otro es el sistema endocrino. El control del sistema nervioso es mucho más específico y rápido que el sistema hormonal. Comunica señales a través de las células y los pequeños espacios entre ellas en lugar de a través del sistema circulatorio como en el sistema endocrino. Utiliza una combinación de señales químicas y electroquímicas, en lugar de señales puramente químicas utilizadas por el sistema endocrino para cubrir largas distancias rápidamente. El sistema nervioso adquiere información de los órganos sensoriales, la procesa y luego puede iniciar una respuesta ya sea a través de la función motora, que conduce al movimiento, o en un cambio en el estado fisiológico del organismo.

Los sistemas nerviosos de todo el reino animal varían en estructura y complejidad. Algunos organismos, como las esponjas marinas, carecen de un verdadero sistema nervioso. Otras, como las medusas, carecen de un cerebro verdadero y, en cambio, tienen un sistema de células nerviosas (neuronas) separadas pero conectadas llamado "red nerviosa". Los gusanos planos tienen un sistema nervioso central (SNC), formado por un ganglio (grupos de neuronas conectadas) y dos cordones nerviosos, y un sistema nervioso periférico (SNP) que contiene un sistema de nervios que se extiende por todo el cuerpo. El sistema nervioso de los insectos es más complejo pero también bastante descentralizado. Contiene un cerebro, un cordón nervioso ventral y ganglios. Estos ganglios pueden controlar movimientos y comportamientos sin intervención del cerebro.

En comparación con los invertebrados, los sistemas nerviosos de los vertebrados son más complejos, centralizados y especializados. Si bien existe una gran diversidad entre los diferentes sistemas nerviosos de los vertebrados, todos comparten una estructura básica: un SNC que contiene un cerebro y médula espinal y un SNP formado por nervios sensoriales y motores periféricos. Una diferencia interesante entre los sistemas nerviosos de los invertebrados y los vertebrados es que los cordones nerviosos de muchos invertebrados se ubican ventralmente (hacia el estómago) mientras que las médulas espinales de los vertebrados se ubican dorsalmente (hacia la parte posterior). Existe un debate entre los biólogos evolutivos sobre si estos diferentes planes del sistema nervioso evolucionaron por separado o si la disposición del plan del cuerpo de los invertebrados de alguna manera "cambió" durante la evolución de los vertebrados.

El sistema nervioso está formado por neuronas, células especializadas que pueden recibir y transmitir señales químicas o eléctricas, y glía, células que brindan funciones de apoyo a las neuronas. Existe una gran diversidad en los tipos de neuronas y glías que están presentes en diferentes partes del sistema nervioso.

Neuronas y células gliales

El sistema nervioso de la mosca de laboratorio común, Drosophila melanogaster, contiene alrededor de 100.000 neuronas, el mismo número que una langosta. Este número se compara con 75 millones en el ratón y 300 millones en el pulpo. Un cerebro humano contiene alrededor de 86 mil millones de neuronas. A pesar de estos números tan diferentes, el sistema nervioso de estos animales controla muchos de los mismos comportamientos, desde reflejos básicos hasta comportamientos más complicados como encontrar comida y cortejar compañeros. La capacidad de las neuronas para comunicarse entre sí, así como con otros tipos de células, es la base de todos estos comportamientos.

La mayoría de las neuronas comparten los mismos componentes celulares. Pero las neuronas también son altamente especializadas: diferentes tipos de neuronas tienen diferentes tamaños y formas que se relacionan con sus roles funcionales.

Como otras células, cada neurona tiene un cuerpo celular (o soma) que contiene un núcleo, un retículo endoplásmico liso y rugoso, un aparato de Golgi, mitocondrias y otros componentes celulares. Las neuronas también contienen estructuras únicas para recibir y enviar las señales eléctricas que hacen posible la comunicación entre neuronas (Figura 16.19). Las dendritas son estructuras en forma de árbol que se extienden desde el cuerpo celular para recibir mensajes de otras neuronas en uniones especializadas llamadas sinapsis. Aunque algunas neuronas no tienen dendritas, la mayoría tienen una o muchas dendritas.

La membrana lipídica bicapa que rodea una neurona es impermeable a los iones. Para entrar o salir de la neurona, los iones deben pasar a través de canales iónicos que atraviesan la membrana. Algunos canales de iones deben activarse para abrirse y permitir que los iones entren o salgan de la celda. Estos canales iónicos son sensibles al medio ambiente y pueden cambiar su forma en consecuencia. Los canales de iones que cambian su estructura en respuesta a los cambios de voltaje se denominan canales de iones activados por voltaje. La diferencia de carga total entre el interior y el exterior de la célula se denomina potencial de membrana.

Una neurona en reposo tiene carga negativa: el interior de una célula es aproximadamente 70 milivoltios más negativo que el exterior (–70 mV). Este voltaje se llama potencial de membrana en reposo y es causado por las diferencias en las concentraciones de iones dentro y fuera de la célula y la permeabilidad selectiva creada por los canales iónicos. Las bombas de sodio-potasio en la membrana producen las diferentes concentraciones de iones dentro y fuera de la célula al incorporar dos iones K + y eliminar tres iones Na +. Las acciones de esta bomba son costosas: una molécula de ATP se consume por cada turno. Hasta el 50 por ciento del ATP de una neurona se utiliza para mantener el potencial de reposo de la membrana. Los iones de potasio (K +), que son más altos dentro de la célula, se mueven con bastante libertad fuera de la neurona a través de los canales de potasio. Esta pérdida de carga positiva produce una carga neta negativa dentro de la célula. Los iones de sodio (Na +), que son bajos en el interior, tienen una fuerza impulsora para entrar pero se mueven con menos libertad. Sus canales dependen del voltaje y se abrirán cuando un ligero cambio en el potencial de membrana los active.

Una neurona puede recibir información de otras neuronas y, si esta entrada es lo suficientemente fuerte, enviar la señal a las neuronas posteriores. La transmisión de una señal entre neuronas generalmente se realiza mediante una sustancia química, llamada neurotransmisor, que se difunde desde el axón de una neurona a la dendrita de una segunda neurona. Cuando las moléculas de los neurotransmisores se unen a los receptores ubicados en las dendritas de una neurona, el neurotransmisor abre canales iónicos en la membrana plasmática de la dendrita. Esta apertura permite que los iones de sodio entren en la neurona y da como resultado la despolarización de la membrana, una disminución del voltaje a través de la membrana de la neurona. Una vez que la dendrita recibe una señal, viaja pasivamente al cuerpo celular. Una señal lo suficientemente grande de los neurotransmisores llegará al axón. Si es lo suficientemente fuerte (es decir, si se alcanza el umbral de excitación, una despolarización de alrededor de -60 mV), la despolarización crea un bucle de retroalimentación positiva: a medida que ingresan más iones de Na + a la célula, el axón se despolariza aún más, abriéndose incluso más canales de sodio a mayores distancias del cuerpo celular. Esto hará que los canales de Na + dependientes del voltaje más abajo del axón se abran y más iones positivos entren en la célula. En el axón, esta "señal" se convertirá en una breve inversión autopropagada del potencial de membrana en reposo llamado potencial de acción.

Un potencial de acción es un evento de todo o nada, o sucede o no. Se debe alcanzar el umbral de excitación para que la neurona "dispare" un potencial de acción. A medida que los iones de sodio se precipitan hacia la célula, la despolarización en realidad invierte la carga a través de la membrana de -70 mv a + 30 mV. Este cambio en el potencial de membrana hace que los canales de K + activados por voltaje se abran, y el K + comienza a salir de la célula, repolarizándola. Al mismo tiempo, los canales de Na + se inactivan, por lo que no entra más Na + en la célula. Los iones K + continúan saliendo de la célula y el potencial de membrana vuelve al potencial de reposo. En el potencial de reposo, los canales de K + se cierran y los canales de Na + se restablecen. La despolarización de la membrana procede en una onda a lo largo del axón. Viaja en una sola dirección porque los canales de sodio se han desactivado y no están disponibles hasta que el potencial de membrana está cerca del potencial de reposo nuevamente, en este punto se restablecen a cerrado y se pueden abrir nuevamente.

Un axón es una estructura en forma de tubo que propaga la señal desde el cuerpo celular a terminaciones especializadas llamadas terminales de axón. Estos terminales, a su vez, hacen sinapsis con otras neuronas, músculos u órganos diana. Cuando el potencial de acción alcanza la terminal del axón, esto provoca la liberación de neurotransmisor en la dendrita de otra neurona. Los neurotransmisores liberados en los terminales de los axones permiten que las señales se comuniquen a estas otras células y el proceso comienza de nuevo. Las neuronas suelen tener uno o dos axones, pero algunas neuronas no contienen ningún axón.

Algunos axones están cubiertos con una estructura especial llamada vaina de mielina, que actúa como aislante para evitar que la señal eléctrica se disipe a medida que viaja por el axón. Este aislamiento es importante, ya que el axón de una neurona motora humana puede medir hasta un metro (3,2 pies), desde la base de la columna hasta los dedos de los pies. La vaina de mielina es producida por células gliales. A lo largo del axón hay huecos periódicos en la vaina de mielina. Estos espacios se denominan nodos de Ranvier y son sitios donde la señal se "recarga" a medida que viaja a lo largo del axón.

Es importante señalar que una sola neurona no actúa sola; la comunicación neuronal depende de las conexiones que las neuronas establecen entre sí (así como con otras células, como las células musculares). Las dendritas de una sola neurona pueden recibir contacto sináptico de muchas otras neuronas. Por ejemplo, se cree que las dendritas de una célula de Purkinje en el cerebelo reciben contacto de hasta 200.000 otras neuronas.

Conexión diaria

Neurogénesis

En un momento, los científicos creían que las personas nacían con todas las neuronas que tendrían. Las investigaciones realizadas durante las últimas décadas indican que la neurogénesis, el nacimiento de nuevas neuronas, continúa hasta la edad adulta. La neurogénesis se descubrió por primera vez en pájaros cantores que producen nuevas neuronas mientras aprenden canciones. Para los mamíferos, las nuevas neuronas también juegan un papel importante en el aprendizaje: cada día se desarrollan alrededor de 1.000 nuevas neuronas en el hipocampo (una estructura del cerebro involucrada en el aprendizaje y la memoria). Si bien la mayoría de las nuevas neuronas morirán, los investigadores descubrieron que un aumento en el número de nuevas neuronas supervivientes en el hipocampo se correlacionaba con lo bien que las ratas aprendían una nueva tarea. Curiosamente, tanto el ejercicio como algunos medicamentos antidepresivos también promueven la neurogénesis en el hipocampo. El estrés tiene el efecto contrario. Si bien la neurogénesis es bastante limitada en comparación con la regeneración en otros tejidos, la investigación en esta área puede conducir a nuevos tratamientos para trastornos como el Alzheimer, el accidente cerebrovascular y la epilepsia.

¿Cómo identifican los científicos nuevas neuronas? Un investigador puede inyectar un compuesto llamado bromodesoxiuridina (BrdU) en el cerebro de un animal. Si bien todas las células estarán expuestas a BrdU, BrdU solo se incorporará al ADN de las células recién generadas que se encuentran en la fase S. Se puede usar una técnica llamada inmunohistoquímica para unir una etiqueta fluorescente a la BrdU incorporada, y un investigador puede usar microscopía fluorescente para visualizar la presencia de BrdU y, por lo tanto, nuevas neuronas en el tejido cerebral (Figura 16.20).

Conceptos en acción

Visite este enlace laboratorio interactivo para ver más información sobre la neurogénesis, incluida una simulación de laboratorio interactiva y un video que explica cómo BrdU etiqueta nuevas células.

Si bien a menudo se piensa que las células gliales son el soporte del sistema nervioso, la cantidad de células gliales en el cerebro en realidad supera en número a la cantidad de neuronas por un factor de 10. Las neuronas no podrían funcionar sin las funciones vitales que cumplen estas células gliales. La glía guía a las neuronas en desarrollo a sus destinos, amortigua los iones y las sustancias químicas que de otro modo dañarían las neuronas y proporciona vainas de mielina alrededor de los axones. Cuando la glía no funciona correctamente, el resultado puede ser desastroso: la mayoría de los tumores cerebrales son causados ​​por mutaciones en la glía.

Cómo se comunican las neuronas

Todas las funciones realizadas por el sistema nervioso, desde un simple reflejo motor hasta funciones más avanzadas como tomar una memoria o tomar una decisión, requieren neuronas para comunicarse entre sí. Las neuronas se comunican entre el axón de una neurona y las dendritas, y a veces el cuerpo celular, de otra neurona a través del espacio entre ellas, conocido como hendidura sináptica. Cuando un potencial de acción llega al final de un axón, estimula la liberación de moléculas neurotransmisoras en la hendidura sináptica entre el botón sináptico del axón y la membrana postsináptica de la dendrita o soma de la siguiente célula. El neurotransmisor se libera a través de la exocitosis de vesículas que contienen las moléculas del neurotransmisor. El neurotransmisor se difunde a través de la hendidura sináptica y se une a los receptores de la membrana postsináptica. Estas moléculas receptoras son canales iónicos regulados químicamente y se abrirán, permitiendo que el sodio entre en la célula. Si se ha liberado suficiente neurotransmisor, se puede iniciar un potencial de acción en la siguiente célula, pero esto no está garantizado. Si se libera un neurotransmisor insuficiente, la señal nerviosa morirá en este punto. Hay varios neurotransmisores diferentes que son específicos de los tipos de neuronas que tienen funciones específicas.

El sistema nervioso central

El sistema nervioso central (SNC) está formado por el cerebro y la médula espinal y está cubierto por tres capas de cubiertas protectoras llamadas meninges ("meninges" se deriva del griego y significa "membranas") (Figura 16.21). La capa más externa es la duramadre, la capa intermedia es la aracnoidea similar a una red y la capa interna es la piamadre, que contacta directamente y cubre el cerebro y la médula espinal. El espacio entre la aracnoides y la piamadre está lleno de líquido cefalorraquídeo (LCR). El cerebro flota en el LCR, que actúa como colchón y amortiguador.

El cerebro

El cerebro es la parte del sistema nervioso central que está contenida en la cavidad craneal del cráneo. Incluye la corteza cerebral, el sistema límbico, los ganglios basales, el tálamo, el hipotálamo, el cerebelo, el tronco del encéfalo y las retinas. La parte más externa del cerebro es una pieza gruesa de tejido del sistema nervioso llamada corteza cerebral. La corteza cerebral, el sistema límbico y los ganglios basales forman los dos hemisferios cerebrales. Un haz de fibras gruesas llamado cuerpo calloso (corpus = "cuerpo" calloso = "resistente") conecta los dos hemisferios. Aunque hay algunas funciones cerebrales que se localizan más en un hemisferio que en el otro, las funciones de los dos hemisferios son en gran parte redundantes. De hecho, a veces (muy raramente) se extrae un hemisferio completo para tratar la epilepsia grave. Si bien los pacientes sufren algunos déficits después de la cirugía, sorprendentemente pueden tener pocos problemas, especialmente cuando la cirugía se realiza en niños que tienen sistemas nerviosos muy inmaduros.

En otras cirugías para tratar la epilepsia grave, se corta el cuerpo calloso en lugar de extirpar un hemisferio completo. Esto causa una condición llamada cerebro dividido, que brinda información sobre las funciones únicas de los dos hemisferios. Por ejemplo, cuando se presenta un objeto al campo visual izquierdo del paciente, es posible que no puedan nombrar verbalmente el objeto (y pueden afirmar que no han visto ningún objeto en absoluto). Esto se debe a que la entrada visual del campo visual izquierdo cruza y entra en el hemisferio derecho y luego no puede enviar una señal al centro del habla, que generalmente se encuentra en el lado izquierdo del cerebro. Sorprendentemente, si a un paciente con cerebro dividido se le pide que recoja un objeto específico de un grupo de objetos con la mano izquierda, el paciente podrá hacerlo, pero aún no podrá identificarlo verbalmente.

Conceptos en acción

Visite el siguiente sitio web para obtener más información sobre los pacientes con cerebro dividido y para jugar un juego en el que usted mismo puede modelar experimentos de cerebro dividido.

Cada hemisferio contiene regiones llamadas lóbulos que están involucradas en diferentes funciones. Cada hemisferio de la corteza cerebral de los mamíferos se puede dividir en cuatro lóbulos definidos funcional y espacialmente: frontal, parietal, temporal y occipital (Figura 16.22).

El lóbulo frontal está ubicado en la parte frontal del cerebro, sobre los ojos. Este lóbulo contiene el bulbo olfatorio, que procesa los olores. El lóbulo frontal también contiene la corteza motora, que es importante para planificar e implementar el movimiento. Las áreas dentro de la corteza motora se asignan a diferentes grupos de músculos. Las neuronas del lóbulo frontal también controlan funciones cognitivas como mantener la atención, el habla y la toma de decisiones. Los estudios de humanos que han dañado sus lóbulos frontales muestran que partes de esta área están involucradas en la personalidad, la socialización y la evaluación de riesgos. El lóbulo parietal se encuentra en la parte superior del cerebro. Las neuronas del lóbulo parietal participan en el habla y también en la lectura. Dos de las funciones principales del lóbulo parietal son procesar la somatosensibilidad (sensaciones táctiles como presión, dolor, calor, frío) y procesar la propiocepción (la sensación de cómo las partes del cuerpo están orientadas en el espacio). El lóbulo parietal contiene un mapa somatosensorial del cuerpo similar a la corteza motora. El lóbulo occipital se encuentra en la parte posterior del cerebro. Está principalmente involucrado en la visión: ver, reconocer e identificar el mundo visual. El lóbulo temporal se encuentra en la base del cerebro y está involucrado principalmente en el procesamiento e interpretación de sonidos. También contiene el hipocampo (llamado del griego para "caballito de mar", al que se parece en forma) una estructura que procesa la formación de la memoria. El papel del hipocampo en la memoria se determinó parcialmente mediante el estudio de un famoso paciente epiléptico, HM, al que se le extirparon ambos lados del hipocampo en un intento de curar su epilepsia. Sus convulsiones desaparecieron, pero ya no podía formar nuevos recuerdos (aunque podía recordar algunos hechos de antes de su cirugía y podía aprender nuevas tareas motoras).

Las áreas cerebrales interconectadas llamadas ganglios basales juegan un papel importante en el control del movimiento y la postura. Los ganglios basales también regulan la motivación.

El tálamo actúa como puerta de entrada y salida de la corteza. Recibe entradas sensoriales y motoras del cuerpo y también recibe retroalimentación de la corteza. Este mecanismo de retroalimentación puede modular la conciencia de las entradas sensoriales y motoras dependiendo del estado de atención y excitación del animal. El tálamo ayuda a regular los estados de conciencia, excitación y sueño.

Debajo del tálamo está el hipotálamo. El hipotálamo controla el sistema endocrino enviando señales a la glándula pituitaria. Entre otras funciones, el hipotálamo es el termostato del cuerpo: se asegura de que la temperatura corporal se mantenga en los niveles adecuados. Las neuronas dentro del hipotálamo también regulan los ritmos circadianos, a veces llamados ciclos del sueño.

El sistema límbico es un conjunto de estructuras conectadas que regulan las emociones, así como los comportamientos relacionados con el miedo y la motivación. Desempeña un papel en la formación de la memoria e incluye partes del tálamo y el hipotálamo, así como el hipocampo.Una estructura importante dentro del sistema límbico es una estructura del lóbulo temporal llamada amígdala. Las dos amígdalas (una a cada lado) son importantes tanto para la sensación de miedo como para reconocer rostros temerosos.

El cerebelo (cerebelo = "pequeño cerebro") se encuentra en la base del cerebro en la parte superior del tronco encefálico. El cerebelo controla el equilibrio y ayuda a coordinar el movimiento y a aprender nuevas tareas motoras. El cerebelo de las aves es grande en comparación con otros vertebrados debido a la coordinación que requiere el vuelo.

El tronco del encéfalo conecta el resto del cerebro con la médula espinal y regula algunas de las funciones más importantes y básicas del sistema nervioso, como la respiración, la deglución, la digestión, el sueño, la marcha y la integración de la información sensorial y motora.

Médula espinal

La médula espinal se conecta al tronco del encéfalo y se extiende por el cuerpo a través de la columna vertebral. La médula espinal es un haz grueso de tejido nervioso que transporta información sobre el cuerpo al cerebro y del cerebro al cuerpo. La médula espinal está contenida dentro de las meninges y los huesos de la columna vertebral, pero es capaz de comunicar señales hacia y desde el cuerpo a través de sus conexiones con los nervios espinales (parte del sistema nervioso periférico). Una sección transversal de la médula espinal parece un óvalo blanco que contiene una forma de mariposa gris (Figura 16.23). Los axones forman la "materia blanca" y los cuerpos de las células neuronales y gliales (e interneuronas) forman la "materia gris". Los axones y los cuerpos celulares del dorso de la médula espinal transmiten principalmente información sensorial del cuerpo al cerebro. Los axones y los cuerpos celulares de la médula espinal transmiten principalmente señales que controlan el movimiento del cerebro al cuerpo.

La médula espinal también controla los reflejos motores. Estos reflejos son movimientos rápidos e inconscientes, como retirar automáticamente una mano de un objeto caliente. Los reflejos son tan rápidos porque involucran conexiones sinápticas locales. Por ejemplo, el reflejo de la rodilla que un médico prueba durante un examen físico de rutina está controlado por una única sinapsis entre una neurona sensorial y una neurona motora. Si bien un reflejo solo puede requerir la participación de una o dos sinapsis, las sinapsis con interneuronas en la columna vertebral transmiten información al cerebro para transmitir lo que sucedió (la rodilla se sacudió o la mano estaba caliente).

El sistema nervioso periférico

El sistema nervioso periférico (SNP) es la conexión entre el sistema nervioso central y el resto del cuerpo. El SNP se puede descomponer en el sistema nervioso autónomo, que controla las funciones corporales sin control consciente, y el sistema nervioso somático-sensorial, que transmite información sensorial desde la piel, los músculos y los órganos sensoriales al SNC y envía órdenes motoras desde el sistema nervioso central. SNC a los músculos.

El sistema nervioso autónomo sirve como relé entre el SNC y los órganos internos. Controla los pulmones, el corazón, el músculo liso y las glándulas exocrinas y endocrinas. El sistema nervioso autónomo controla estos órganos en gran parte sin un control consciente, puede monitorear continuamente las condiciones de estos diferentes sistemas e implementar cambios según sea necesario. La señalización al tejido diana generalmente implica dos sinapsis: una neurona preganglionar (que se origina en el SNC) hace sinapsis con una neurona en un ganglio que, a su vez, hace sinapsis en el órgano diana (Figura 16.24). Hay dos divisiones del sistema nervioso autónomo que a menudo tienen efectos opuestos: el sistema nervioso simpático y el sistema nervioso parasimpático.

El sistema nervioso simpático es responsable de las respuestas inmediatas que da un animal cuando se encuentra con una situación peligrosa. Una forma de recordar esto es pensar en la respuesta de "lucha o huida" que siente una persona cuando se encuentra con una serpiente (tanto la "serpiente" como la "simpática" comienzan con "s"). Ejemplos de funciones controladas por el sistema nervioso simpático incluyen una frecuencia cardíaca acelerada y una digestión inhibida. Estas funciones ayudan a preparar el cuerpo de un organismo para el esfuerzo físico necesario para escapar de una situación potencialmente peligrosa o para defenderse de un depredador.

Mientras que el sistema nervioso simpático se activa en situaciones estresantes, el sistema nervioso parasimpático permite al animal "descansar y digerir". Una forma de recordar esto es pensar que durante una situación de descanso como un picnic, el sistema nervioso parasimpático está en control ("picnic" y "parasimpático" comienzan con "p"). Las neuronas preganglionares parasimpáticas tienen cuerpos celulares ubicados en el tronco del encéfalo y en la médula espinal sacra (hacia la parte inferior) (Figura 16.25). El sistema nervioso parasimpático restablece la función de los órganos después de que se activa el sistema nervioso simpático, incluida la disminución de la frecuencia cardíaca, la disminución de la presión arterial y la estimulación de la digestión.

El sistema nervioso sensorial-somático está formado por nervios craneales y espinales y contiene neuronas sensoriales y motoras. Las neuronas sensoriales transmiten información sensorial desde la piel, el músculo esquelético y los órganos sensoriales al SNC. Las neuronas motoras transmiten mensajes sobre el movimiento deseado desde el SNC a los músculos para hacer que se contraigan. Sin su sistema nervioso sensorial-somático, un animal no podría procesar ninguna información sobre su entorno (lo que ve, siente, oye, etc.) y no podría controlar los movimientos motores. A diferencia del sistema nervioso autónomo, que por lo general tiene dos sinapsis entre el SNC y el órgano diana, las neuronas sensoriales y motoras suelen tener solo una sinapsis: una terminación de la neurona está en el órgano y la otra contacta directamente con una neurona del SNC.


Capítulo 15 El sistema nervioso autónomo

Asegúrese de poder definir y utilizar en contexto cada uno de los términos que se enumeran a continuación y de comprender el significado de cada uno de los conceptos.

  1. Comparar las características estructurales y funcionales de los sistemas nerviosos somático y autónomo.
    1. comparación de los sistemas nerviosos somático y autónomo
      1. sistemas nerviosos somáticos
      2. neuronas sensoriales autónomas
        1. interoceptores
        1. anatomía de las vías motoras autónomas
          1. neuronas preganglionares
          2. división toracolumbar
          3. flujo de salida toracolumbar
          4. división craneosacral
          5. flujo de salida craneosacro
          6. ganglios autónomos (sin detalles sobre cada ganglio individual)
            1. ganglios simpáticos
            2. ganglios del tronco simpático (o ganglios de la cadena vertebral o ganglios paravertebrales)
            3. ganglios prevertebrales (o ganglios colaterales)
            4. ganglios parasimpáticos
            5. ganglios terminales (o ganglios intramurales)
            1. estructura de la división simpática
              1. rama blanca (plural es rami) y mdash rami blanco comunicantes
              2. rama gris (plural es rami) y mdashgray rami comunicantes
              3. Síndrome de horner y rsquos
              1. flujo de salida parasimpático craneal
              2. flujo de salida parasimpático sacro
              3. nervios esplénicos pélvicos
              1. plexo mientérico
              2. plexo submucoso
              1. Neurotransmisores y receptores ANS
                1. neuronas colinérgicas
                  1. acetilcolina (ACh)
                  1. receptores nicotínicos
                  2. receptores muscarínicos
                  3. acetilcolinesterasa (AChE)
                  1. noradrenalina (NE) o noradrenalina
                  1. receptores alfa (1 y 2) y receptores beta (1, 2 y 3)
                  1. efectos fisiológicos del ANS
                    1. tono autonómico
                    2. respuestas comprensivas
                      1. respuesta de lucha o escape
                      1. descansar y digerir
                      1. reflejos autonómicos
                        1. receptor
                        2. neurona sensorial
                        3. centro integrador
                        4. neurona motora
                        5. efector

                        Complete la & ldquoRevisión del capítulo y el resumen de recursos & rdquo al final del capítulo.

                        Trabaje en las & ldquoPreguntas de pensamiento crítico & rdquo para este capítulo en WileyPLUS y ORION.


                        Contenido

                        El sistema nervioso autónomo se divide en sistema nervioso simpático y sistema nervioso parasimpático. La división simpática emerge de la médula espinal en las áreas torácica y lumbar, terminando alrededor de L2-3. La división parasimpática tiene un "flujo de salida" craneosacro, lo que significa que las neuronas comienzan en los nervios craneales (específicamente el nervio motor ocular común, el nervio facial, el nervio glosofaríngeo y el nervio vago) y la médula espinal sacra (S2-S4).

                        El sistema nervioso autónomo es único en el sentido de que requiere una vía eferente secuencial de dos neuronas; la neurona preganglionar primero debe hacer sinapsis con una neurona posganglionar antes de inervar el órgano diana. La neurona pregangliónica, o primera, comenzará en el "flujo de salida" y hará sinapsis en el cuerpo celular de la neurona posgangliónica o segunda. La neurona posganglionar luego hará sinapsis en el órgano diana.

                        División simpática Editar

                        El sistema nervioso simpático está formado por células con cuerpos en la columna gris lateral de T1 a L2 / 3. Estos cuerpos celulares son neuronas "GVE" (eferentes viscerales generales) y son las neuronas preganglionares. Hay varias ubicaciones en las que las neuronas preganglionares pueden hacer sinapsis para sus neuronas posganglionares:

                          (3) de la cadena simpática (estos corren a ambos lados de los cuerpos vertebrales)
                        1. (3) (12) y ganglios lumbares rostrales (2 o 3)
                    3. ganglios lumbares caudales y ganglios sacros
                      • (ganglio celíaco, ganglio aorticorrenal, ganglio mesentérico superior, ganglio mesentérico inferior) de la médula suprarrenal (esta es la única excepción a la regla de la vía de las dos neuronas: la sinapsis es directamente eferente hacia los cuerpos celulares diana)
                  2. Estos ganglios proporcionan las neuronas posganglionares de las que sigue la inervación de los órganos diana. Ejemplos de nervios esplácnicos (viscerales) son:

                    • Nervios cardíacos cervicales y nervios viscerales torácicos, que hacen sinapsis en la cadena simpática (mayor, menor, menor), que hacen sinapsis en los ganglios prevertebrales, que hacen sinapsis en los ganglios prevertebrales, que hacen sinapsis en el plexo hipogástrico inferior

                    Todos estos también contienen nervios aferentes (sensoriales), conocidos como neuronas GVA (aferentes viscerales generales).

                    División parasimpática Editar

                    El sistema nervioso parasimpático consta de células con cuerpos en una de dos ubicaciones: el tronco encefálico (pares craneales III, VII, IX, X) o la médula espinal sacra (S2, S3, S4). Estas son las neuronas preganglionares, que hacen sinapsis con neuronas posganglionares en estas ubicaciones:

                      de la cabeza: ciliar (par craneal III), submandibular (par craneal VII), pterigopalatino (par craneal VII) y ótico (par craneal IX)
                2. En o cerca de la pared de un órgano inervado por el vago (par craneal X) o los nervios sacros (S2, S3, S4)
                3. Estos ganglios proporcionan las neuronas posganglionares de las que se derivan las inervaciones de los órganos diana. Algunos ejemplos son:

                  • Los nervios esplácnicos (viscerales) parasimpáticos posganglionares
                  • El nervio vago, que atraviesa el tórax y las regiones abdominales inervando, entre otros órganos, el corazón, los pulmones, el hígado y el estómago.

                  Neuronas sensoriales editar

                  El brazo sensorial está compuesto por neuronas sensoriales viscerales primarias que se encuentran en el sistema nervioso periférico (SNP), en los ganglios sensoriales craneales: los ganglios geniculado, petroso y nodoso, adjuntos respectivamente a los nervios craneales VII, IX y X. Estas neuronas sensoriales controlan los niveles de dióxido de carbono, oxígeno y azúcar en la sangre, la presión arterial y la composición química del estómago y el contenido intestinal. También transmiten el sentido del gusto y el olfato, que, a diferencia de la mayoría de las funciones del SNA, es una percepción consciente. De hecho, el oxígeno y el dióxido de carbono en sangre son detectados directamente por el cuerpo carotídeo, una pequeña colección de quimiosensores en la bifurcación de la arteria carótida, inervada por el ganglio petroso (IX). Las neuronas sensoriales primarias se proyectan (sinapsis) sobre las neuronas sensoriales viscerales de “segundo orden” ubicadas en el bulbo raquídeo, formando el núcleo del tracto solitario (nTS), que integra toda la información visceral. El nTS también recibe información de un centro quimiosensorial cercano, el área postrema, que detecta toxinas en la sangre y el líquido cefalorraquídeo y es esencial para los vómitos inducidos químicamente o la aversión condicional al gusto (la memoria que asegura que un animal que ha sido envenenado por un la comida nunca la vuelve a tocar). Toda esta información sensorial visceral modula constante e inconscientemente la actividad de las neuronas motoras del SNA.

                  Enervación Editar

                  Los nervios autónomos viajan a los órganos de todo el cuerpo. La mayoría de los órganos reciben suministro parasimpático por el nervio vago y simpático por los nervios esplácnicos. La parte sensorial de este último llega a la columna vertebral en ciertos segmentos espinales. El dolor en cualquier órgano interno se percibe como dolor referido, más específicamente como dolor del dermatoma correspondiente al segmento espinal. [11]

                    y troncos vagales posteriores
                • PD: nervios vagos
                • S: nervios esplácnicos mayores
                • PD: troncos vagales posteriores
                • S: nervios esplácnicos mayores
                • S: nervios esplácnicos mayores
                • PD: nervio vago
                • S: plexo celíaco
                • nervio frénico derecho
                • PD: nervios vagos y nervios esplácnicos pélvicos
                • S: nervios menores y menos esplácnicos
                  , T11, T12 (colon proximal), L2, L3, (colon distal)
              • PD: nervios vagos
              • S: nervios esplácnicos torácicos
              • nervios al plexo mesentérico superior
              • PD: nervio vago
              • S: nervios esplácnicos torácicos y lumbares

              Neuronas motoras Editar

              Las neuronas motoras del sistema nervioso autónomo se encuentran en "ganglios autónomos". Los de la rama parasimpática se encuentran cerca del órgano diana, mientras que los ganglios de la rama simpática se encuentran cerca de la médula espinal.

              Los ganglios simpáticos aquí, se encuentran en dos cadenas: las cadenas pre-vertebral y pre-aórtica. La actividad de las neuronas ganglionares autónomas está modulada por "neuronas preganglionares" ubicadas en el sistema nervioso central. Las neuronas simpáticas preganglionares se localizan en la médula espinal, en el tórax y los niveles lumbares superiores. Las neuronas parasimpáticas preganglionares se encuentran en el bulbo raquídeo donde forman los núcleos motores viscerales, el núcleo motor dorsal del nervio vago, el núcleo ambiguo, los núcleos salivatorios y en la región sacra de la médula espinal.

              Las divisiones simpáticas y parasimpáticas suelen funcionar en oposición entre sí. Pero esta oposición se califica mejor de naturaleza complementaria que antagónica. Como analogía, se puede pensar en la división simpática como el acelerador y la división parasimpática como el freno. La división simpática funciona típicamente en acciones que requieren respuestas rápidas. La división parasimpática funciona con acciones que no requieren una reacción inmediata. El sistema simpático a menudo se considera el sistema de "lucha o huida", mientras que el sistema parasimpático se considera a menudo el sistema de "descansar y digerir" o "alimentarse y reproducirse".

              Sin embargo, muchos casos de actividad simpática y parasimpática no pueden atribuirse a situaciones de "lucha" o "descanso". Por ejemplo, ponerse de pie desde una posición reclinada o sentada supondría una caída insostenible de la presión arterial si no fuera por un aumento compensatorio del tono simpático arterial. Otro ejemplo es la modulación constante, segundo a segundo, de la frecuencia cardíaca por influencias simpáticas y parasimpáticas, en función de los ciclos respiratorios. En general, estos dos sistemas deben verse como moduladores permanentes de las funciones vitales, generalmente de manera antagónica, para lograr la homeostasis. Los organismos superiores mantienen su integridad a través de la homeostasis, que se basa en la regulación por retroalimentación negativa que, a su vez, generalmente depende del sistema nervioso autónomo. [14] A continuación se enumeran algunas acciones típicas de los sistemas nerviosos simpático y parasimpático. [15]

              Órgano / sistema diana Parasimpático Simpático
              Sistema digestivo Aumenta la peristalsis y la cantidad de secreción de las glándulas digestivas. Disminuye la actividad del sistema digestivo.
              Hígado Sin efecto Provoca la liberación de glucosa a la sangre.
              Pulmones Contrae los bronquiolos Dilata los bronquiolos
              Vejiga urinaria / uretra Relaja el esfínter Constriñe el esfínter
              Riñones Sin efectos Disminuir la producción de orina.
              Corazón Disminuye la tasa Aumentar la tasa
              Vasos sanguineos Sin efecto en la mayoría de los vasos sanguíneos La constricción de los vasos sanguíneos en las vísceras aumenta la PA
              Glándulas salivales y lagrimales Estimula aumenta la producción de saliva y lágrimas. Inhibe el resultado en boca seca y ojos secos
              Ojo (iris) Estimula los músculos constrictores y contraen las pupilas. Estimular el músculo dilatador dilata las pupilas
              Ojo (músculos ciliares) Estimula para aumentar el abultamiento de la lente para una visión cercana. Inhibe la disminución del abultamiento del cristalino y lo prepara para la visión distante
              Médula suprarrenal Sin efecto Estimular las células de la médula para secretar epinefrina y norepinefrina.
              Glándula sudorípara de la piel Sin efecto Estimular para producir transpiración.

              Sistema nervioso simpático Editar

              Promueve una respuesta de lucha o huida, se corresponde con la excitación y la generación de energía e inhibe la digestión.

              • Desvía el flujo sanguíneo del tracto gastrointestinal (GI) y la piel a través de la vasoconstricción.
              • Se mejora el flujo de sangre a los músculos esqueléticos y los pulmones (hasta en un 1200% en el caso de los músculos esqueléticos)
              • Dilata los bronquiolos del pulmón a través de la epinefrina circulante, lo que permite un mayor intercambio de oxígeno alveolar.
              • Aumenta la frecuencia cardíaca y la contractilidad de las células cardíacas (miocitos), lo que proporciona un mecanismo para mejorar el flujo sanguíneo a los músculos esqueléticos.
              • Dilata las pupilas y relaja el músculo ciliar del cristalino, lo que permite que entre más luz al ojo y mejora la visión lejana.
              • Proporciona vasodilatación de los vasos coronarios del corazón.
              • Constriñe todos los esfínteres intestinales y el esfínter urinario
              • Inhibe la peristalsis
              • Estimula el orgasmo

              Sistema nervioso parasimpático Editar

              Se ha dicho que el sistema nervioso parasimpático promueve una respuesta de "descanso y digestión", promueve la calma de los nervios para que vuelvan a su función normal y mejora la digestión. Las funciones de los nervios dentro del sistema nervioso parasimpático incluyen: [ cita necesaria ]

              • Dilatación de los vasos sanguíneos que van al tracto gastrointestinal, aumentando el flujo sanguíneo.
              • Constricción del diámetro bronquiolar cuando la necesidad de oxígeno ha disminuido
              • Las ramas cardíacas dedicadas de los nervios accesorios espinales vago y torácico imparten control parasimpático del corazón (miocardio)
              • Constricción de la pupila y contracción de los músculos ciliares, lo que facilita la acomodación y permite una visión más cercana.
              • Estimula la secreción de las glándulas salivales y acelera la peristalsis, mediando la digestión de los alimentos e, indirectamente, la absorción de nutrientes.
              • Sexual. Los nervios del sistema nervioso periférico participan en la erección de los tejidos genitales a través de los nervios esplácnicos pélvicos 2-4. También son responsables de estimular la excitación sexual.

              Sistema nervioso entérico Editar

              El sistema nervioso entérico es el sistema nervioso intrínseco del sistema gastrointestinal. Ha sido descrito como "el segundo cerebro del cuerpo humano". [16] Sus funciones incluyen:

              • Detectar cambios químicos y mecánicos en el intestino.
              • Regular las secreciones en el intestino.
              • Controlar la peristalsis y algunos otros movimientos.

              Neurotransmisores Editar

              En los órganos efectores, las neuronas ganglionares simpáticas liberan noradrenalina (norepinefrina), junto con otros cotransmisores como el ATP, para actuar sobre los receptores adrenérgicos, con la excepción de las glándulas sudoríparas y la médula suprarrenal:

                es el neurotransmisor pregangliónico para ambas divisiones del SNA, así como el neurotransmisor posganglionar de las neuronas parasimpáticas. Se dice que los nervios que liberan acetilcolina son colinérgicos. En el sistema parasimpático, las neuronas ganglionares utilizan acetilcolina como neurotransmisor para estimular los receptores muscarínicos.
          7. En la médula suprarrenal, no hay neurona postsináptica.En cambio, la neurona presináptica libera acetilcolina para actuar sobre los receptores nicotínicos. La estimulación de la médula suprarrenal libera adrenalina (epinefrina) en el torrente sanguíneo, que actúa sobre los receptores adrenérgicos, mediando así indirectamente o imitando la actividad simpática.
          8. Galeno reconoció el sistema especializado del sistema nervioso autónomo. En 1665, Willis usó la terminología, y en 1900, Langley usó el término, definiendo las dos divisiones como los sistemas nerviosos simpático y parasimpático. [17]

            La cafeína es un ingrediente bioactivo que se encuentra en las bebidas que se consumen comúnmente, como el café, el té y los refrescos. Los efectos fisiológicos a corto plazo de la cafeína incluyen aumento de la presión arterial y flujo de salida del nervio simpático. El consumo habitual de cafeína puede inhibir los efectos fisiológicos a corto plazo. El consumo de espresso con cafeína aumenta la actividad parasimpática en los consumidores habituales de cafeína; sin embargo, el espresso descafeinado inhibe la actividad parasimpática en los consumidores habituales de cafeína. Es posible que otros ingredientes bioactivos del espresso descafeinado también contribuyan a la inhibición de la actividad parasimpática en los consumidores habituales de cafeína. [18]

            La cafeína es capaz de aumentar la capacidad de trabajo mientras las personas realizan tareas extenuantes. En un estudio, la cafeína provocó una mayor frecuencia cardíaca máxima mientras se realizaba una tarea extenuante en comparación con un placebo. Es probable que esta tendencia se deba a la capacidad de la cafeína para aumentar el flujo de salida del nervio simpático. Además, este estudio encontró que la recuperación después del ejercicio intenso era más lenta cuando se consumía cafeína antes del ejercicio. Este hallazgo es indicativo de la tendencia de la cafeína a inhibir la actividad parasimpática en consumidores no habituales. Es probable que el aumento de la actividad nerviosa estimulado por la cafeína evoque otros efectos fisiológicos a medida que el cuerpo intenta mantener la homeostasis. [19]

            Los efectos de la cafeína sobre la actividad parasimpática pueden variar según la posición del individuo cuando se miden las respuestas autónomas. Un estudio encontró que la posición sentada inhibía la actividad autónoma después del consumo de cafeína (75 mg); sin embargo, la actividad parasimpática aumentó en la posición supina. Este hallazgo puede explicar por qué algunos consumidores habituales de cafeína (75 mg o menos) no experimentan los efectos a corto plazo de la cafeína si su rutina requiere muchas horas en una posición sentada. Es importante señalar que los datos que respaldan el aumento de la actividad parasimpática en la posición supina se derivaron de un experimento en el que participaron participantes de entre 25 y 30 años que se consideraban saludables y sedentarios. La cafeína puede influir en la actividad autónoma de manera diferente para las personas más activas o mayores. [20]


            El envejecimiento tiene varios efectos sobre el sistema nervioso simpático. La investigación ha demostrado que con el aumento de la edad, los barorreceptores del corazón disminuyen y se vuelven menos sensibles, hay un aumento compensatorio en la actividad cardiovascular & # x000a0SNS y una reducción en la actividad & # x000a0PNS. Sin embargo, tanto la actividad nerviosa simpática como parasimpática del iris disminuye con el envejecimiento, lo cual es consistente con el declive general de la función del nervio somático periférico. activación basal & # x000a0SNS, mientras que la reactividad se reduce con el envejecimiento. [7] & # x000a0Este aumento en la activación juega un papel, entre otros procesos patológicos, tanto en la hipertensión relacionada con la edad como en la insuficiencia cardíaca. [8]

            El síndrome de Horner es una complicación que nace de la interrupción de la inervación simpática del ojo y los anexos en diferentes niveles, más comúnmente en el cuello, lo que resulta en un aumento de la estimulación parasimpática. Se presenta con la tríada clásica de ptosis ipsilateral, miosis pupilar y anhidrosis facial. Puede ser una complicación de las cirugías de cuello que dañan la entrada simpática. [9] Incluso hay informes después de una tiroidectomía mínimamente invasiva. [10] & # x000a0Para obtener más información sobre el síndrome de Horner, consulte nuestro artículo adjunto. [11]

            La hiperhidrosis, también conocida como sudoración excesiva, es una indicación común de simpatectomía torácica mínimamente invasiva. La hiperhidrosis es la sudoración excesiva más allá de la necesidad fisiológica del organismo de sudar para tener una temperatura dentro de un rango adecuado. La eliminación de la entrada simpática a la parte del cuerpo afectada por la hiperhidrosis es un tratamiento aceptable y bien tolerado. [12] & # x000a0 La simpatectomía torascoposica también puede ser útil para tratar el síndrome de Raynaud severo, definido como espasmos vasculares episódicos e isquemia digital secundaria al frío. o estímulos emocionales. [13]


            DISEÑO Y CONTENIDO DEL CURSO

            Regulación de la actividad del sistema nervioso autónomo

            La actividad nerviosa eferente del SNA está regulada en gran medida por reflejos autónomos. En muchos de estos reflejos, la información sensorial se transmite a los centros de control homeostático, en particular, los ubicados en el hipotálamo y el tronco encefálico. Gran parte de la información sensorial de las vísceras torácica y abdominal se transmite al tronco del encéfalo a través de fibras aferentes del par craneal X, el nervio vago. Otros nervios craneales también contribuyen con la información sensorial al hipotálamo y al tronco del encéfalo. Esta entrada está integrada y se lleva a cabo una respuesta mediante la transmisión de señales nerviosas que modifican la actividad de las neuronas autónomas preganglionares. Muchas variables importantes del cuerpo se controlan y regulan en el hipotálamo y el tronco encefálico, incluida la frecuencia cardíaca, la presión arterial, el peristaltismo gastrointestinal y la secreción glandular, la temperatura corporal, el hambre, la sed, el volumen plasmático y la osmolaridad plasmática.

            Un ejemplo de este tipo de reflejo autonómico es el reflejo barorreceptor. Los barorreceptores ubicados en algunas de las principales arterias sistémicas son receptores sensoriales que controlan la presión arterial. Si la presión arterial disminuye, también disminuye el número de impulsos sensoriales transmitidos desde los barorreceptores al centro vasomotor en el tronco del encéfalo. Como resultado de este cambio en la estimulación de los barorreceptores y la entrada sensorial al tronco encefálico, la actividad del SNA en el corazón y los vasos sanguíneos se ajusta para aumentar la frecuencia cardíaca y la resistencia vascular de modo que la presión arterial aumente a su valor normal.

            Estos centros de control neuronal en el hipotálamo y el tronco encefálico también pueden estar influenciados por áreas cerebrales superiores. Específicamente, la corteza cerebral y el sistema límbico influyen en las actividades del SNA asociadas con las respuestas emocionales a través de las vías hipotalámicas del tallo cerebral. Por ejemplo, sonrojarse durante un momento embarazoso, una respuesta que probablemente se origina en la corteza de asociación frontal, implica vasodilatación de los vasos sanguíneos de la cara. Otras respuestas emocionales influenciadas por estas áreas superiores del cerebro incluyen desmayos, sudor frío y frecuencia cardíaca acelerada.

            Algunos reflejos autónomos pueden procesarse a nivel de la médula espinal. Estos incluyen el reflejo de la micción (orinar) y el reflejo de la defecación. Aunque estos reflejos están sujetos a la influencia de los centros nerviosos superiores, pueden ocurrir sin la intervención del cerebro.

            Vías eferentes del sistema nervioso autónomo

            Las vías eferentes del SNA constan de 2 neuronas que transmiten impulsos desde el SNC al tejido efector. La neurona preganglionar se origina en el SNC con su cuerpo celular en el cuerno lateral de la sustancia gris de la médula espinal o en el tronco encefálico. El axón de esta neurona viaja a un ganglio autónomo ubicado fuera del SNC, donde hace sinapsis con una neurona posganglionar. Esta neurona inerva el tejido efector.

            Las sinapsis entre la neurona autonómica posganglionar y el tejido efector & # x02014 la unión neuroefectora & # x02014 difieren mucho de las sinapsis de neurona a neurona. Las fibras posganglionares en el SNA no terminan en una sola hinchazón como el botón sináptico, ni hacen sinapsis directamente con las células de un tejido. En cambio, donde los axones de estas fibras entran en un tejido determinado, contienen múltiples inflamaciones llamadas varicosidades. Cuando se estimula la neurona, estas varices liberan neurotransmisores a lo largo de una longitud significativa del axón y, por lo tanto, en una gran superficie del tejido efector. El neurotransmisor se difunde a través del líquido intersticial hacia dondequiera que se encuentren sus receptores en el tejido. Esta liberación difusa del neurotransmisor afecta simultáneamente a muchas células de los tejidos. Además, el músculo cardíaco y la mayoría de los músculos lisos tienen uniones entre las células. Estas comunicaciones intercelulares especializadas permiten la propagación de la actividad eléctrica de una célula a la siguiente. Como resultado, la descarga de una única fibra nerviosa autónoma a un tejido efector puede alterar la actividad de todo el tejido.

            Divisiones del sistema nervioso autónomo

            El ANS se compone de 2 divisiones anatómica y funcionalmente distintas, el sistema simpático y el sistema parasimpático. Ambos sistemas son tónicamente activos. En otras palabras, proporcionan cierto grado de información nerviosa a un tejido determinado en todo momento. Por lo tanto, la frecuencia de descarga de neuronas en ambos sistemas puede aumentar o disminuir. Como resultado, la actividad tisular puede potenciarse o inhibirse. Esta característica del ANS mejora su capacidad para regular con mayor precisión la función de un tejido. Sin actividad tónica, la entrada nerviosa a un tejido solo podría aumentar.

            Muchos tejidos están inervados por ambos sistemas. Debido a que el sistema simpático y el sistema parasimpático típicamente tienen efectos opuestos sobre un tejido dado, el aumento de la actividad de un sistema y al mismo tiempo la disminución de la actividad del otro da como resultado un control muy rápido y preciso de la función de un tejido. Varias características distintivas de estas 2 divisiones del ANS se resumen en la Tabla & # x200B Tabla1 1.

            Tabla 1

            Características distintivas de los sistemas simpático y parasimpático

            Cada sistema es dominante bajo ciertas condiciones. El sistema simpático predomina durante las reacciones de emergencia y de lucha o huida y durante el ejercicio. El efecto general del sistema simpático en estas condiciones es preparar el cuerpo para una actividad física intensa. Más específicamente, la actividad nerviosa simpática aumentará el flujo de sangre bien oxigenada y rica en nutrientes a los tejidos que lo necesitan, en particular, los músculos esqueléticos en funcionamiento. El sistema parasimpático predomina durante las condiciones de reposo y tranquilidad. El efecto general del sistema parasimpático en estas condiciones es conservar y almacenar energía y regular funciones corporales básicas como la digestión y la micción.

            División simpática

            Las neuronas preganglionares del sistema simpático surgen de las regiones torácica y lumbar de la médula espinal (segmentos T1 a través de L2). La mayoría de estos axones preganglionares son cortos y hacen sinapsis con neuronas posganglionares dentro de los ganglios que se encuentran en las cadenas del ganglio simpático. Estas cadenas de ganglios, que corren paralelas inmediatamente a ambos lados de la médula espinal, constan cada una de 22 ganglios. La neurona pregangliónica puede salir de la médula espinal y hacer sinapsis con una neurona posganglionar en un ganglio en el mismo nivel de la médula espinal del que surge. La neurona preganglionar también puede viajar más rostral o caudalmente (hacia arriba o hacia abajo) en la cadena del ganglio para hacer sinapsis con las neuronas posganglionares en los ganglios en otros niveles. De hecho, una sola neurona preganglionar puede hacer sinapsis con varias neuronas posganglionares en muchos ganglios diferentes. En general, la proporción de fibras preganglionares a fibras posganglionares es aproximadamente 1:20. Las neuronas posganglionares largas que se originan en la cadena del ganglio viajan hacia afuera y terminan en los tejidos efectores. Esta divergencia de la neurona preganglionar da como resultado una estimulación simpática coordinada de los tejidos de todo el cuerpo. La estimulación simultánea de muchos órganos y tejidos del cuerpo se denomina descarga simpática masiva.

            Otras neuronas preganglionares salen de la médula espinal y pasan a través de la cadena ganglionar sin hacer sinapsis con una neurona posganglionar. En cambio, los axones de estas neuronas viajan más periféricamente y hacen sinapsis con neuronas posganglionares en uno de los ganglios colaterales simpáticos. Estos ganglios se encuentran aproximadamente a medio camino entre el SNC y el tejido efector.

            Finalmente, la neurona preganglionar puede viajar a la médula suprarrenal y hacer sinapsis directamente con este tejido glandular. Las células de la médula suprarrenal tienen el mismo origen embrionario que el tejido neural y, de hecho, funcionan como neuronas posganglionares modificadas. En lugar de la liberación de neurotransmisores directamente en la sinapsis con un tejido efector, los productos secretores de la médula suprarrenal son captados por la sangre y viajan por todo el cuerpo a todos los tejidos efectores del sistema simpático.

            Una característica importante de este sistema, que es bastante distinto del sistema parasimpático, es que las neuronas posganglionares del sistema simpático viajan dentro de cada uno de los 31 pares de nervios espinales. Curiosamente, el 8% de las fibras que constituyen un nervio espinal son fibras simpáticas. Esto permite la distribución de fibras nerviosas simpáticas a los efectores de la piel, incluidos los vasos sanguíneos y las glándulas sudoríparas. De hecho, la mayoría de los vasos sanguíneos inervados en todo el cuerpo, principalmente arteriolas y venas, reciben solo fibras nerviosas simpáticas. Por lo tanto, el tono del músculo liso vascular y la sudoración están regulados únicamente por el sistema simpático. Además, el sistema simpático inerva las estructuras de la cabeza (ojo, glándulas salivales, membranas mucosas de la cavidad nasal), vísceras torácicas (corazón, pulmones) y vísceras de las cavidades abdominal y pélvica (p. Ej., Estómago, intestinos, páncreas, bazo). , médula suprarrenal, vejiga urinaria).

            División parasimpática

            Las neuronas preganglionares del sistema parasimpático surgen de varios núcleos del tronco encefálico y de la región sacra de la médula espinal (segmentos S2-S4). Los axones de las neuronas preganglionares son bastante largos en comparación con los del sistema simpático y hacen sinapsis con neuronas posganglionares dentro de los ganglios terminales que están cerca o incrustados dentro de los tejidos efectores. Los axones de las neuronas posganglionares, que son muy cortos, proporcionan información a las células de ese tejido efector.

            Las neuronas preganglionares que surgen del tronco encefálico salen del SNC a través de los nervios craneales. El nervio occulomotor (III) inerva los ojos el nervio facial (VII) inerva la glándula lagrimal, las glándulas salivales y las membranas mucosas de la cavidad nasal el nervio glosofaríngeo (IX) inerva la glándula parótida (salival) y el nervio vago (X) ) inerva las vísceras del tórax y el abdomen (p. ej., corazón, pulmones, estómago, páncreas, intestino delgado, mitad superior del intestino grueso e hígado). La importancia fisiológica de este nervio en términos de la influencia del sistema parasimpático queda claramente ilustrada por su amplia distribución y el hecho de que el 75% de todas las fibras parasimpáticas se encuentran en el nervio vago. Las neuronas preganglionares que surgen de la región sacra de la médula espinal salen del SNC y se unen para formar los nervios pélvicos. Estos nervios inervan las vísceras de la cavidad pélvica (p. Ej., La mitad inferior del intestino grueso y los órganos de los sistemas renal y reproductor).

            Debido a que los ganglios terminales se encuentran dentro del tejido inervado, por lo general hay poca divergencia en el sistema parasimpático en comparación con el sistema simpático. En muchos órganos, hay una proporción de 1: 1 de fibras preganglionares a fibras posganglionares. Por lo tanto, los efectos del sistema parasimpático tienden a ser más discretos y localizados, y solo se estimulan tejidos específicos en un momento dado, en comparación con el sistema simpático donde es posible una descarga más difusa.

            Neurotransmisores del sistema nervioso autónomo

            Los 2 neurotransmisores más comunes liberados por las neuronas del SNA son la acetilcolina y la noradrenalina. Los neurotransmisores se sintetizan en las varices del axón y se almacenan en vesículas para su posterior liberación. Varias características distintivas de estos neurotransmisores se resumen en la Tabla & # x200B Tabla 2. 2. Las fibras nerviosas que liberan acetilcolina se denominan fibras colinérgicas. Estos incluyen todas las fibras preganglionares del SNA, tanto los sistemas simpático como parasimpático, todas las fibras posganglionares del sistema parasimpático y las fibras simpáticas posganglionares que inervan las glándulas sudoríparas. Las fibras nerviosas que liberan noradrenalina se denominan fibras adrenérgicas. La mayoría de las fibras simpáticas posganglionares liberan noradrenalina.

            Tabla 2

            Características distintivas de los neurotransmisores del sistema nervioso autónomo

            Como se mencionó anteriormente, las células de la médula suprarrenal se consideran neuronas posganglionares simpáticas modificadas. En lugar de un neurotransmisor, estas células liberan hormonas en la sangre. Aproximadamente el 20% de la producción hormonal de la médula suprarrenal es noradrenalina. El 80% restante es epinefrina. A diferencia de las verdaderas neuronas posganglionares del sistema simpático, la médula suprarrenal contiene una enzima que metila la noradrenalina para formar epinefrina. La síntesis de epinefrina, también conocida como adrenalina, aumenta en condiciones de estrés. Estas 2 hormonas liberadas por la médula suprarrenal se denominan colectivamente catecolaminas.

            Terminación de la actividad del neurotransmisor

            Para que cualquier sustancia sirva eficazmente como neurotransmisor, debe inactivarse rápidamente o eliminarse de la sinapsis o, en este caso, de la unión neuroefectora. Esto es necesario para permitir el paso de nuevas señales e influir en la función del tejido efector.

            El mecanismo principal utilizado por las sinapsis colinérgicas es la degradación enzimática. La acetilcolinesterasa hidroliza la acetilcolina a su componente colina y acetato. Es una de las enzimas de acción más rápida en el cuerpo y la eliminación de acetilcolina ocurre en menos de 1 mseg. El mecanismo más importante para la eliminación de la noradrenalina de la unión neuroefectora es la recaptación de este neurotransmisor en el nervio simpático que lo liberó. La norepinefrina puede luego ser metabolizada intraneuronalmente por la monoamino oxidasa (MAO). Las catecolaminas circulantes, epinefrina y norepinefrina, son inactivadas por la catecol-O-metiltransferasa (COMT) en el hígado.

            Receptores de neurotransmisores autónomos

            Como se discutió en la sección anterior, todos los efectos del SNA en los tejidos y órganos de todo el cuerpo, incluida la contracción o relajación del músculo liso, la alteración de la actividad miocárdica y el aumento o la disminución de la secreción glandular, son llevados a cabo por solo 3 sustancias, acetilcolina. , norepinefrina y epinefrina. Además, cada una de estas sustancias puede estimular la actividad en algunos tejidos e inhibir la actividad en otros. ¿Cómo es posible que tan pocos neurotransmisores u hormonas puedan llevar a cabo esta amplia variedad de efectos en muchos tejidos diferentes? El efecto causado por cualquiera de estas sustancias está determinado por la distribución del receptor en un tejido particular y las propiedades bioquímicas de las células en ese tejido, específicamente, el segundo mensajero y los sistemas enzimáticos presentes dentro de la célula.

            Los neurotransmisores del SNA y las catecolaminas circulantes se unen a receptores específicos en las membranas celulares del tejido efector. Todos los receptores adrenérgicos y muscarínicos están acoplados a proteínas G que también están incrustadas dentro de la membrana plasmática. La estimulación del receptor provoca la activación de la proteína G y la formación de una sustancia química intracelular, el segundo mensajero. (La molécula del neurotransmisor, que no puede entrar en la célula, es el primer mensajero). La función de las moléculas del segundo mensajero intracelular es provocar eventos bioquímicos específicos del tejido dentro de la célula que alteran la actividad de la célula. De esta manera, un neurotransmisor dado puede estimular el mismo tipo de receptor en 2 tipos diferentes de tejido y causar 2 respuestas diferentes debido a la presencia de diferentes vías bioquímicas dentro de cada tejido.

            La acetilcolina se une a 2 tipos de receptores colinérgicos. Los receptores nicotínicos se encuentran en los cuerpos celulares de todas las neuronas posganglionares, tanto simpáticas como parasimpáticas, en los ganglios del SNA. La acetilcolina liberada por las neuronas preganglionares se une a estos receptores nicotínicos y provoca un rápido aumento de la permeabilidad celular a los iones Na + y Ca ++. El influjo resultante de estos 2 cationes provoca la despolarización y excitación de las neuronas posganglionares de las vías del SNA.

            Los receptores muscarínicos se encuentran en las membranas celulares de los tejidos efectores y están vinculados a las proteínas G y a los sistemas de segundos mensajeros que llevan a cabo los efectos intracelulares. La acetilcolina liberada por todas las neuronas posganglionares parasimpáticas y algunas neuronas posganglionares simpáticas que viajan a las glándulas sudoríparas se une a estos receptores. Los receptores muscarínicos pueden ser inhibidores o excitadores, según el tejido en el que se encuentren. Por ejemplo, la estimulación de los receptores muscarínicos en el miocardio es inhibitoria y disminuye la frecuencia cardíaca, mientras que la estimulación de estos receptores en los pulmones es excitadora, provocando la contracción del músculo liso de las vías respiratorias y broncoconstricción.

            Hay 2 clases de receptores adrenérgicos para la noradrenalina y la epinefrina, alfa (& # x003b1) y beta (& # x003b2). Además, hay al menos 2 subtipos de receptores en cada clase: & # x003b11, & # x003b12, & # x003b21 y & # x003b22. Todos estos receptores están ligados a proteínas G y sistemas de segundos mensajeros que llevan a cabo los efectos intracelulares.

            Los receptores alfa son los más abundantes de los receptores adrenérgicos. De los 2 subtipos, & # x003b11 los receptores se distribuyen más ampliamente en los tejidos efectores. La estimulación del receptor alfa uno conduce a un aumento del calcio intracelular. Como resultado, estos receptores tienden a ser excitadores. Por ejemplo, estimulación de & # x003b11 los receptores provocan la contracción del músculo liso vascular que produce vasoconstricción y aumento de la secreción glandular mediante exocitosis.

            Aplicación de farmacia: Antagonistas de los receptores adrenérgicos alfa uno.

            La hipertensión, o una elevación crónica de la presión arterial, es un factor de riesgo importante de enfermedad de las arterias coronarias, insuficiencia cardíaca congestiva, accidente cerebrovascular, insuficiencia renal y retinopatía. Una causa importante de hipertensión es el tono excesivo del músculo liso vascular o la vasoconstricción. Prazosin, an & # x003b11-antagonista de los receptores adrenérgicos, es muy eficaz en el tratamiento de la hipertensión. Porque & # x003b11-La estimulación de los receptores provoca vasoconstricción, los fármacos que bloquean estos receptores provocan vasodilatación y disminución de la presión arterial.

            Comparado con & # x003b11 receptores, & # x003b12 los receptores tienen una distribución moderada en los tejidos efectores. La estimulación del receptor alfa 2 provoca una disminución del AMPc y, por lo tanto, efectos inhibidores como la relajación del músculo liso y la disminución de la secreción glandular. Sin embargo, & # x003b12 los receptores tienen importantes efectos presinápticos. Donde & # x003b11 Los receptores se encuentran en las células del tejido efectora en la unión neuroefectora, el & # x003b12 los receptores se encuentran en las varices de la neurona posganglionar. La noradrenalina liberada por esta neurona se une no solo al & # x003b11 receptores en el tejido efector para causar algún efecto fisiológico también se une al & # x003b12 receptores en la propia neurona. La estimulación del receptor alfa 2 da como resultado una & # x0201c inhibición presináptica & # x0201d o una disminución en la liberación de norepinefrina. De esta manera, la noradrenalina inhibe su propia liberación de la neurona simpática posganglionar y controla su propia actividad. Ambos & # x003b11 y & # x003b12 Los receptores tienen la misma afinidad por la noradrenalina liberada directamente de las neuronas simpáticas, así como por la epinefrina circulante liberada por la médula suprarrenal.

            La estimulación de cada tipo de receptor & # x003b2 conduce a un aumento del cAMP intracelular. Si esto da como resultado una respuesta excitadora o inhibitoria depende del tipo de célula específico. Al igual que con los receptores & # x003b1, los receptores & # x003b2 también se distribuyen de forma desigual con & # x003b22 receptores, el subtipo más común en los tejidos efectores. Los receptores beta 2 tienden a ser inhibidores. Por ejemplo, & # x003b22 La estimulación del receptor provoca la relajación del músculo liso vascular y del músculo liso de las vías respiratorias, lo que da como resultado vasodilatación y broncodilatación, respectivamente. Los receptores beta 2 tienen una afinidad significativamente mayor por la epinefrina que por la noradrenalina. Además, las terminaciones de las vías simpáticas no se encuentran cerca de estos receptores. Por tanto, & # x003b22 los receptores se estimulan sólo indirectamente por la circulación de epinefrina en lugar de por la actividad nerviosa simpática directa.

            Los receptores beta 1 son el principal receptor adrenérgico del corazón (un pequeño porcentaje de los receptores adrenérgicos del miocardio son & # x003b22). Ambos subtipos de receptores & # x003b2 en el corazón son excitadores y la estimulación conduce a un aumento de la actividad cardíaca. Los receptores beta 1 también se encuentran en ciertas células del riñón. La epinefrina y la norepinefrina tienen la misma afinidad por & # x003b21 receptores.

            Beta tres (& # x003b23) Los receptores se encuentran principalmente en el tejido adiposo. La estimulación de estos receptores, que tienen una mayor afinidad por la noradrenalina, provoca lipólisis.

            Aplicación de farmacia: Fármacos simpaticomiméticos.

            Los fármacos simpaticomiméticos son aquellos que producen efectos en un tejido similares a los provocados por la estimulación del sistema nervioso simpático. Un uso importante de estos fármacos es el tratamiento del asma bronquial que se caracteriza por broncoespasmo. Como se discutió, la broncodilatación ocurre después de & # x003b22-estimulación del receptor adrenérgico. Los agonistas del receptor & # x003b2 no selectivos, como la epinefrina y el isoproterenol, son capaces de provocar broncodilatación. Sin embargo, un problema potencial con estos medicamentos es que estimulan todos Receptores & # x003b2, incluidos & # x003b21 receptores en el corazón. Por tanto, en pacientes con broncoespasmo, un efecto secundario indeseable del tratamiento con estos agentes no selectivos es un aumento de la frecuencia cardíaca. En su lugar, & # x003b22Se eligen fármacos selectivos, como el albuterol, para esta terapia. Son igualmente efectivos para causar broncodilatación con un riesgo mucho menor de efectos cardiovasculares adversos.

            Funciones del sistema nervioso autónomo

            Las 2 divisiones de la ANS son dominantes en diferentes condiciones. Como se mencionó anteriormente, el sistema simpático se activa durante las reacciones de emergencia & # x0201cfight-or-flight & # x0201d y durante el ejercicio. El sistema parasimpático es predominante en condiciones tranquilas (& # x0201crest and digest & # x0201d). Como tal, los efectos fisiológicos causados ​​por cada sistema son bastante predecibles. En otras palabras, todos los cambios en la función de órganos y tejidos inducidos por el sistema simpático trabajan juntos para apoyar la actividad física intensa y los cambios inducidos por el sistema parasimpático son apropiados para cuando el cuerpo está en reposo. Varios de los efectos específicos provocados por la estimulación simpática y parasimpática de varios órganos y tejidos se resumen en la Tabla & # x200B Tabla3 3.

            Tabla 3

            Efectos de la actividad del nervio autónomo sobre algunos tejidos efectores

            La reacción de & # x0201c-lucha-o-huida & # x0201d provocada por el sistema simpático es esencialmente una respuesta de todo el cuerpo. Los cambios en la función de órganos y tejidos en todo el cuerpo se coordinan para que haya un aumento en el suministro de sangre bien oxigenada y rica en nutrientes a los músculos esqueléticos en funcionamiento. Tanto la frecuencia cardíaca como la contractilidad del miocardio aumentan de modo que el corazón bombea más sangre por minuto. La estimulación simpática del músculo liso vascular provoca una vasoconstricción generalizada, particularmente en los órganos del sistema gastrointestinal y en los riñones. Esta vasoconstricción sirve para & # x0201crear & # x0201d & # x0201d o redistribuir la sangre lejos de estos tejidos metabólicamente inactivos y hacia los músculos que se contraen. La broncodilatación en los pulmones facilita el movimiento del aire hacia adentro y hacia afuera de los pulmones para maximizar la absorción de oxígeno de la atmósfera y la eliminación de dióxido de carbono del cuerpo. Una tasa mejorada de glucogenólisis (descomposición del glucógeno en las moléculas de glucosa que lo componen) y gluconeogénesis (formación de nueva glucosa a partir de fuentes no carbohidratos) en el hígado aumenta la concentración de moléculas de glucosa en la sangre. Esto es necesario para el cerebro, ya que la glucosa es la única molécula nutritiva que puede utilizar para formar energía metabólica. Una tasa mejorada de lipólisis en el tejido adiposo aumenta la concentración de moléculas de ácidos grasos en la sangre. Los músculos esqueléticos luego utilizan estos ácidos grasos para formar energía metabólica para la contracción. La sudoración generalizada provocada por el sistema simpático permite al individuo termorregularse durante estas condiciones de mayor actividad física y producción de calor. Finalmente, el ojo se ajusta de manera que la pupila se dilata dejando entrar más luz hacia la retina (midriasis) y el cristalino se adapta para la visión de lejos.

            El sistema parasimpático disminuye la frecuencia cardíaca, lo que ayuda a conservar energía en condiciones de reposo. Se mejora la secreción salival para facilitar la deglución de alimentos. Se estimula la motilidad y la secreción gástricas para comenzar el procesamiento de los alimentos ingeridos. También se estimula la motilidad y secreción intestinal para continuar el procesamiento y facilitar la absorción de estos nutrientes. Se promueve la secreción tanto exocrina como endocrina del páncreas. Las enzimas liberadas de las glándulas exocrinas del páncreas contribuyen a la descomposición química de los alimentos en el intestino y la insulina liberada de los islotes pancreáticos promueve el almacenamiento de moléculas de nutrientes dentro de los tejidos una vez que se absorben en el cuerpo. Otro tipo de función de mantenimiento corporal causada por el sistema parasimpático es la contracción de la vejiga urinaria que provoca la micción. Finalmente, el ojo se ajusta de manera que la pupila se contraiga (miosis) y el cristalino se adapte a la visión de cerca.

            Aplicación en farmacia: fármacos colinomiméticos.

            Los fármacos colinomiméticos son aquellos que producen efectos en un tejido similares a los provocados por la estimulación del sistema nervioso parasimpático. Estos medicamentos tienen muchos usos importantes, incluido el tratamiento de trastornos gastrointestinales y del tracto urinario que implican una actividad deprimida del músculo liso sin obstrucción. Por ejemplo, el íleo posoperatorio se caracteriza por una pérdida de tono o parálisis del estómago o del intestino después de la manipulación quirúrgica. La retención urinaria también puede ocurrir en el posoperatorio o puede ser secundaria a una lesión o enfermedad de la médula espinal (vejiga neurogénica). Normalmente, la estimulación parasimpática del músculo liso en cada uno de estos sistemas de órganos provoca la contracción para mantener la motilidad gastrointestinal y la micción. Hay 2 enfoques diferentes en la farmacoterapia de estos trastornos. Un tipo de agente sería un agonista del receptor muscarínico que imitaría el efecto del neurotransmisor parasimpático, acetilcolina, y estimularía la contracción del músculo liso. Uno de los agentes más comúnmente usados ​​en esta categoría es el betanecol, que puede administrarse por vía subcutánea. Otro enfoque es aumentar la concentración y, por lo tanto, la actividad de la acetilcolina producida de forma endógena en la unión neuroefectora. La administración de un inhibidor de la acetilcolinesterasa previene la degradación y eliminación de la acetilcolina liberada neuronalmente. En este caso, la neostigmina es el agente más utilizado. La neostigmina se puede administrar por vía intramuscular, subcutánea u oral.

            Aplicación en farmacia: antagonistas de los receptores muscarínicos.

            La midriasis o dilatación de la pupila facilita enormemente la inspección de la retina durante un examen oftalmoscópico. La estimulación parasimpática de la capa de músculo circular del iris provoca una contracción y una disminución del diámetro de la pupila. La administración de un antagonista del receptor muscarínico, como atropina o escopolamina, previene esta contracción del músculo liso. Como resultado, la estimulación simpática de la capa del músculo radial no tiene oposición. Esto provoca un aumento del diámetro de la pupila. Estos agentes se administran en forma de gotas para los ojos que actúan localmente y limitan la posibilidad de efectos secundarios sistémicos.

            Médula suprarrenal

            Una descarga simpática masiva, que ocurre típicamente durante la respuesta de & # x0201c lucha o huida & # x0201d y durante el ejercicio, implica la estimulación simultánea de órganos y tejidos en todo el cuerpo. Entre estos tejidos se incluyen la médula suprarrenal que libera epinefrina y norepinefrina a la sangre. En gran parte, los efectos indirectos de estas catecolaminas son similares y, por tanto, refuerzan los de la estimulación simpática directa. Sin embargo, existen algunas diferencias importantes en los efectos de las catecolaminas circulantes y los de la noradrenalina liberada por los nervios simpáticos.

            La duración de la actividad de las catecolaminas es significativamente mayor que la de la noradrenalina liberada neuronalmente. Por tanto, los efectos sobre los tejidos son más prolongados. Esta diferencia tiene que ver con el mecanismo de inactivación de estas sustancias. La noradrenalina se elimina inmediatamente de la sinapsis del neuroefector mediante la recaptación en la neurona posganglionar. Esta rápida eliminación limita la duración del efecto de este neurotransmisor. Por el contrario, no hay enzimas en la sangre que degraden las catecolaminas. En cambio, las catecolaminas son inactivadas por COMT en el hígado. Como era de esperar, el aclaramiento hepático de estas hormonas de la sangre requeriría varios pases a través de la circulación. Por lo tanto, las catecolaminas están disponibles para causar sus efectos durante un período de tiempo comparativamente más largo (hasta 1-2 minutos en lugar de milisegundos).

            Debido a que viajan en la sangre, los órganos y tejidos de todo el cuerpo están expuestos a las catecolaminas. Por tanto, son capaces de estimular tejidos que no están inervados directamente por fibras nerviosas simpáticas: músculo liso de las vías respiratorias, hepatocitos y tejido adiposo, en particular. Como resultado, las catecolaminas tienen una amplitud de actividad mucho más amplia en comparación con la noradrenalina liberada por los nervios simpáticos.

            La tercera característica importante que distingue a las catecolaminas de la noradrenalina liberada neuronalmente implica la afinidad de la epinefrina por & # x003b22 receptores. La noradrenalina tiene una afinidad muy limitada por estos receptores. Por tanto, la epinefrina circulante produce efectos que difieren de los de la inervación simpática directa, incluyendo un mayor efecto estimulante sobre el corazón y relajación del músculo liso (vascular, bronquial, gastrointestinal y genitourinario).

            La epinefrina y la norepinefrina tienen la misma afinidad por & # x003b21 receptores, el receptor adrenérgico predominante en el corazón. Sin embargo, el corazón humano también contiene un pequeño porcentaje de & # x003b22 receptores que, como & # x003b21 los receptores son excitadores. Por tanto, la epinefrina es capaz de estimular un mayor número de receptores y de provocar un mayor efecto estimulante sobre el miocardio.

            Los receptores adrenérgicos beta dos también se encuentran en el músculo liso de varios sistemas orgánicos. Estos receptores tienden a ser inhibidores y causan relajación del músculo liso. El músculo liso vascular del músculo esquelético contiene & # x003b11 y & # x003b22 receptores. Norepinefrina, que estimula solo el & # x003b1 excitador1 receptores, provoca una fuerte vasoconstricción. Sin embargo, la epinefrina, que estimula ambos tipos de receptores, solo provoca una vasoconstricción débil. La vasodilatación resultante de & # x003b22 La estimulación del receptor se opone y, por lo tanto, debilita la vasoconstricción resultante de & # x003b11 estimulación del receptor. Dado que el músculo esquelético puede representar el 40% del peso corporal de un adulto, la diferencia potencial en la vasoconstricción, la presión arterial y la distribución del flujo sanguíneo podría ser bastante significativa.

            Otro ejemplo digno de mención de la relajación del músculo liso mediante & # x003b22 la estimulación del receptor involucra las vías respiratorias. La broncodilatación, o la apertura de las vías respiratorias, facilita el flujo de aire en los pulmones. Cualquier inervación simpática directa a los pulmones es irrelevante a este respecto, ya que solo la epinefrina circulante es capaz de estimular estos receptores en el músculo liso de las vías respiratorias.

            Aplicación de la ANS a la farmacia

            Además de las secciones & # x0201cPharmacy Application & # x0201d que se encuentran a lo largo de la discusión, los estudios de casos requeridos proporcionan una mayor aplicación del material de la conferencia a la práctica de la farmacia. Luego, los estudios de caso se discuten en las secciones de recitación. Estos ejercicios sirven para separar a los estudiantes que simplemente han memorizado aspectos del ANS de los estudiantes que tienen una comprensión más profunda de este sistema. La finalización exitosa de los estudios de caso requiere habilidades de resolución de problemas y pensamiento crítico de alto nivel.

            Caso # 1: Envenenamiento por Insecticida

            CD es una mujer de 44 años que había pasado gran parte del día trabajando en su jardín. Un viento tempestuoso hizo que ella inhalara involuntariamente el insecticida que estaba rociando por todo el jardín. Cuando comenzó a respirar con dificultad, la llevaron a la sala de emergencias. El médico tratante observó otros síntomas que incluían pupilas constreñidas y una frecuencia cardíaca más lenta. La EC se trató con la administración intravenosa de sulfato de atropina.

            Los insecticidas contienen organofosforados que inhiben la acetilcolinesterasa. ¿Cuál es la función de la acetilcolinesterasa?

            ¿Qué tipos de receptores autónomos se estimulan excesivamente como resultado de esta inhibición?

            ¿Qué división del SNA se ha visto principalmente afectada, la simpática o la parasimpática?

            ¿En qué condiciones predomina normalmente esta división de la ANS?

            Explique cómo el insecticida provocó sus síntomas de presentación.

            ¿Qué efectos puede tener el insecticida en el sistema gastrointestinal? Explicar.

            ¿Qué efecto puede tener el insecticida sobre la sudoración generalizada en este paciente? ¿Sudoración localizada? Explicar.

            Si se expone a dosis suficientemente altas, ¿qué efecto podría tener el insecticida en los músculos esqueléticos del paciente?

            ¿Sería útil la administración de un antagonista del receptor adrenérgico & # x003b2 en el tratamiento de este paciente? ¿Por qué o por qué no?

            ¿Sería útil la administración de un agonista del receptor adrenérgico & # x003b2 en el tratamiento de este paciente? ¿Por qué o por qué no?

            ¿Por qué la atropina es un tratamiento adecuado?

            El gas & # x0201cnerve, & # x0201d sarín, es un organofosfato potente e irreversible. ¿Cuál es la causa probable de muerte resultante de la exposición a este agente extremadamente tóxico?

            Estudio de caso n. ° 2: feocromocitoma

            AF es una mujer de 55 años que había estado experimentando palpitaciones cardíacas, dolor de cabeza punzante, sudoración, dolor en el abdomen, náuseas y vómitos. Debido a que estos síntomas no habían desaparecido, fue a ver a su médico de atención primaria. Un análisis de orina reveló la presencia de catecolaminas y sus metabolitos, incluido el ácido vanililmandélico (VMA). Una tomografía computarizada posterior confirmó la presencia de un tumor en la médula suprarrenal. Se programó una cirugía para extirpar el tumor.

            ¿Qué son las catecolaminas? ¿Cuál es el compuesto predominante?

            Describe la relación de la médula suprarrenal con el sistema nervioso autónomo. ¿En qué condiciones se liberan típicamente las catecolaminas?

            ¿Cómo se eliminan normalmente las catecolaminas de la sangre?

            ¿La frecuencia cardíaca es más lenta o más rápida que la media en este paciente? ¿Por qué? ¿Qué receptores autónomos están involucrados con este cambio en la frecuencia cardíaca?

            ¿Es probable que la presión arterial sea más baja o más alta que el promedio en este paciente? ¿Por qué? ¿Qué receptores autónomos están involucrados con este cambio en la presión arterial?

            Describe el mecanismo de sudoración excesiva en el paciente. ¿Qué receptores autónomos están involucrados con esta sudoración?

            ¿Esperaría que las pupilas de la paciente se contraigan o dilaten cuando sus otros síntomas están en su punto máximo? ¿Cuál es el término clínico utilizado para describir esta afección?

            ¿Cómo se compara la duración de la actividad de las catecolaminas circulantes con la de la noradrenalina liberada neuronalmente? Explicar.

            ¿Cómo se compara la amplitud de actividad de las catecolaminas circulantes con la de la noradrenalina liberada neuronalmente? Explicar.

            Con el fin de preparar a la paciente para la cirugía, ¿qué tipos de medicamentos para el sistema nervioso autónomo se pueden usar para estabilizar su presión arterial dentro del rango normal?


            Términos clave

            Como Asociado de Amazon, ganamos con las compras que califican.

            ¿Quiere citar, compartir o modificar este libro? Este libro es Creative Commons Attribution License 4.0 y debe atribuir OpenStax.

              Si está redistribuyendo todo o parte de este libro en formato impreso, debe incluir en cada página física la siguiente atribución:

            • Utilice la siguiente información para generar una cita. Recomendamos utilizar una herramienta de citas como esta.
              • Autores: J. Gordon Betts, Kelly A. Young, James A. Wise, Eddie Johnson, Brandon Poe, Dean H. Kruse, Oksana Korol, Jody E. Johnson, Mark Womble, Peter DeSaix
              • Editor / sitio web: OpenStax
              • Título del libro: Anatomía y fisiología
              • Fecha de publicación: 25 de abril de 2013
              • Ubicación: Houston, Texas
              • URL del libro: https://openstax.org/books/anatomy-and-physiology/pages/1-introduction
              • URL de la sección: https://openstax.org/books/anatomy-and-physiology/pages/1-key-terms

              © 11 de septiembre de 2020 OpenStax. El contenido de los libros de texto producido por OpenStax tiene una licencia Creative Commons Attribution License 4.0. El nombre de OpenStax, el logotipo de OpenStax, las portadas de libros de OpenStax, el nombre de OpenStax CNX y el logotipo de OpenStax CNX no están sujetos a la licencia Creative Commons y no pueden reproducirse sin el consentimiento previo y expreso por escrito de Rice University.


              Ver el vídeo: Sistema nervioso somático y autónomo (Mayo 2022).